Tráfico | T 50° H 44%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Estudiantes de la Universidad de Puerto Rico advierten contra la subida de matrículas

WUNI News
03/17/2014 8:11 PM
Actualizada: 03/18/2014 11:02 AM

San Juan, 17 mar (EFE).- Estudiantes de la Universidad de Puerto Rico (UPR) se manifestaron hoy para advertir a la dirección de la institución pública que no están dispuestos a que los recortes del sector público emprendidos por el Gobierno impliquen un aumento en el precio de las matrículas.

Cerca de un centenar de estudiantes se concentraron frente al edificio de la Administración Central de la UPR, situado en el Jardín Botánico de San Juan, para rechazar una hipotética subida de tasas académicas.

El portavoz del Frente Estudiantil por la Educación Pública, Accesible y de Calidad (FEEPAC), Enrique Cárdenas, dijo a Efe que los recortes del Gobierno que encabeza Alejandro García Padilla afectarán a la educación universitaria pública en forma de una reducción de un mínimo de 120 millones de dólares para el presupuesto del próximo año académico de la UPR.

La hipotética subida del precio de las matrículas motivo de la concentración fue negada rotundamente, en declaraciones a Efe, por el presidente de la UPR, Uroyoán Walker.

El líder estudiantil, cuya organización agrupa a distintas asociaciones universitarias, dijo que esa reducción responde a que la UPR se financia con el 9,6 % del Fondo General (Presupuestos Generales) anual de Puerto Rico y que una parte importante de ese fondo -cerca del 13 %- se destinará a los vencimientos inmediatos del pago de la deuda de 70.000 millones de dólares.

Cárdenas indicó que el pago de la deuda a los dueños de bonos del Estado Libre Asociado condiciona los fondos que se destinan a educación pública y que los estudiantes no están dispuestos a que ésta salga perjudicada.

Recordó además que una matrícula anual media de 15 créditos ha pasado de costar, en 2004, poco más de 500 dólares a los 800 actuales.

“Estamos sufriendo un recorte de servicios públicos para pagar a los ‘bonistas’ -tenedores de deuda-”, dijo Cárdenas, tras adelantar que se celebrará una asamblea de estudiantes de la UPR el próximo 8 de abril en la que se abordarán posibles medidas en caso de que se confirme un aumento de las matrículas.

El presidente de la UPR desmintió posibles incrementos en la matrícula para el año académico 2014-2015 a pesar de la difícil situación económica por la que atraviesa la isla caribeña desde hace cerca de 8 años.

“Necesitamos sus propuestas más que sus protestas”, dijo el presidente de la UPR, tras asegurar que está dispuesto a reunirse con las asociaciones de estudiantes.

“Un aumento sería impensable”, insistió, para matizar que el presente año fiscal que finaliza el próximo 31 de junio terminará sin déficit para la institución educativa pública.

Apuntó que no puede hablar de lo que pasará en años futuros y que está a la espera de conocer un mensaje del gobernador, Alejandro García Padilla, en el que dará detalles el próximo mes de abril sobre posibles recortes en el gasto público.

La Juventud del Partido Independentista Puertorriqueño (JPIP), a través de su coordinador nacional, Francisco Cabrera López, se unió hoy públicamente al rechazo a la hipotética disminución en la asignación de fondos gubernamentales a la UPR.

La UPR ha reducido su número de estudiantes en los últimos años y actualmente cuenta con 57.774 alumnos matriculados, 6.228 empleados no docentes y 4.060 profesores.

El presupuesto del presente año fiscal de la UPR se eleva a 1.554 millones de dólares, que sale casi en su totalidad del 9,6 % de los presupuestos generales más unos cientos de millones de dólares de fondos federales.

La institución universitaria se vio envuelta en la controversia en el verano de 2010 cuando los estudiantes consiguieron paralizar la institución educativa durante dos meses, en protesta por la reducción del presupuesto y por el hipotético plan del que se habló entonces por parte del Ejecutivo para privatizar la UPR.

La movilización estudiantil de hoy se produce en medio una difícil situación económica y fiscal en Puerto Rico, que la pasada semana llevó a cabo la primera emisión de obligaciones generales del actual Gobierno con el fin de atender los compromisos inmediatos de una deuda de 70.000 millones de dólares.

La emisión fue la primera desde que a comienzos de febrero las agencias calificadoras rebajaran la calidad crediticia de Puerto Rico al grado especulativo (bonos “basura”).

Etiquetas