Tráfico | T 72° H 93%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Nueva Zelanda se plantea una nueva bandera para borrar el pasado colonial

WUNI News
03/17/2014 3:30 AM

Sídney (Australia), 17 mar (EFE).- El líder del Ejecutivo neozelandés, John Key, ha prometido que si es reelegido en el cargo en septiembre planteará en referendo sustituir la actual bandera con el fin de borrar el pasado colonial y reflejar la identidad del país.

“Deberíamos ser representados por una bandera que distinga a Nueva Zelanda, una bandera que sea identificada inmediatamente por los neozelandeses y con los neozelandeses”, dijo el primer ministro de ese país esta semana al reavivar un debate que comenzó tímidamente en la década de 1970.

La propuesta ha entrado a la presente campaña electoral de cara a los comicios generales del 20 de septiembre próximo, después de que Key prometiese convocar un referendo antes de 2017 sobre el cambio de bandera si es reelegido para un siguiente mandato, según Radio New Zealand.

El gobernante se inclina por una enseña negra con una hoja de helecho de color plata, que ha sido incluido en varios símbolos nacionales como el escudo de armas de Nueva Zelanda y algunas monedas del país, además de ser el emblema de los equipos de crícket y de rugby.

Esta bandera había sido propuesta en 1998 por la entonces titular de Asuntos Culturales, Marie Hasler, y seis años más tarde el empresario Lloyd Morrison creó el fideicomiso NZFlag.com para alentar a sus compatriotas a cambiar de distintivo.

Key, que se mostró dispuesto a entablar un debate sobre diseño, ha reconocido que una bandera no siempre tiene el mismo significado para todos lo ciudadanos y por eso algunas personas, en el proceso de considerar la posibilidad de adoptar una nueva, “querrán una mayor representación maorí”.

En una clave más humorística, el informático alemán Kim Dotcom, domiciliado en Nueva Zelanda y requerido por Estados Unidos por supuesta piratería informática, propuso en las redes sociales una bandera morada con el emoticón de una cara feliz, en alusión a su Partido Internet y su lucha por una mayor libertad en el ciberespacio.

La iniciativa ha causado malestar entre los monárquicos, en la antesala de la visita en abril del príncipe Guillermo, su mujer y su hijo a Australia y Nueva Zelanda, y en el marco de los preparativos por el centenario en 2015 del aterrizaje de las fuerzas australianas y neozelandesas en Gallipoli.

Una encuesta de 2011 apuntó que el 72 % de los neozelandeses consultados se oponía al cambio, según el portal New Zealand History Online.

La actual bandera neozelandesa es de color azul, tiene en su esquina superior izquierda la “Union Jack” británica, que combina las cruces de los santos patronos de Inglaterra, Escocia e Irlanda del Norte.

Además, tiene cuatro estrellas rojas con bordes blancos que representan la Cruz del Sur.

Pero este pabellón se confunde con el de Australia, que es de color azul, e incluye la “Union Jack”, pero se diferencia en el color y número de estrellas.

Australia tiene cinco astros que representan la Cruz del Sur y una sexta, más grande y de siete puntas, que representa a los seis estados originales y la otra a los futuros territorios del país.

La similitud de las banderas de los dos vecinos es tan grande que incluso en 1985, al entonces primer ministro australiano, al laborista Bob Hawke se le recibió con el símbolo neozelandés en un viaje al extranjero, según recuerdan medios locales.

El debate sobre el cambio de bandera también ha saltado a Australia, donde esta polémica está ligado fuertemente al movimiento republicano.

Allí el director ejecutivo de Ausglag, Harold Scruby, declaró a la cadena local ABC que, si bien Nueva Zelanda tiene la hoja de helecho como emblema, los australianos estarían divididos entre el canguro, la Cruz del Sur, Uluru o el emblema aborigen.

La actual ministra de Asuntos Exteriores de Australia, la conservadora Julie Bishop, aseguró a la radio BBC que los australianos no modificarán su bandera, como hizo Canadá en 1965, al cambiar la “Union Jack” británica por la emblemática hoja roja de arce azucarero.