Tráfico | T 56° H 80%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Sergio García dice que Augusta es simplemente llegar y verá cómo se siente

WUNI News
03/17/2014 12:36 PM
Actualizada: 03/17/2014 1:24 PM

Madrid, 17 mar (EFE).- El Masters de Augusta, el primer ‘Grande’ de la temporada, que comenzará en menos de un mes (del 10 al 13 de abril), ya no obsesiona a Sergio García, el décimo mejor jugador del golf del mundo, que asegura que llegará a ese lugar, a una de las fincas más mágicas del golf mundial, y simplemente verá cómo se siente.

García, en Madrid para recibir el premio al Mérito en Golf que otorga la Fundación Síndrome de West, vive como deportista de elite y desde hace mucho tiempo de sus sensaciones, de sus impulsos vitales.

“Augusta, para ganar, depende de las sensaciones de esa semana”, simplifica la clave del éxito el jugador de Borriol, de 34 años, que disputará su decimosexto Masters y que está llamado a tomar el relevo de Seve Ballesteros y José Mari Olazábal como campeón español en el Grand Slam.

“Será llegar allí y ver cómo me siento”, zanja la cuestión García sobre sus opciones de luchar por la victoria en el torneo que abre el Grand Slam y sobre cuyo campo y preparación ha discrepado en un par de ocasiones y otras tantas tuvo que rectificar a las 24 horas.

El jugador de Castellón disfrutó hoy en el Club de Campo madrileño; jugó el torneo Toreros-Periodistas, no regateó foto alguna y explicó claramente su filosofía deportiva en conferencia de prensa: “Disfrutar, pasarlo bien y ser feliz con uno mismo”.

Sergio García ha seguido una línea ascendente en los últimos meses, hasta el décimo puesto del ránking y manejando en cierta manera indirecta la posibilidad de ganar un ‘Grande’ algún día no muy lejano.

“Hay dos o tres jugadores españoles que en cualquier momento pueden conseguir un Grande”, aclara Sergio García. Por secuencia lógica, si él piensa que Gonzalo Fernández-Castaño (en la línea de los mejores 40 del mundo) tiene opciones de penetrar en el Grand Slam, qué no pensará de sí mismo el que ahora ocupa un lugar en el ‘top-10′.

García destacó el buen momento de los golfistas españoles. “Seis en el ‘top-100′ y diez o doce en el Tour europeo no es fácil”, declaró. “A veces no se le da el mérito que tiene eso”, se lamentó el mejor golfista español.

“Somos un país relativamente pequeño y con pocos jugadores de golf. Estar entre los 50 primeros del mundo es dificilísimo, y el mundo es muy grande. No se le da el mérito. En tenis pasa algo parecido. Nico Almagro es el doce del mundo, y eso es mucho”, analizó.

García, doce años solidario con su propia Fundación, recogió su premio entre toreros y periodistas de la Fundación Síndrome de West, como relevo del que en los dos años previos recogieron José María Olazábal y Miguel Ángel Jiménez.

Etiquetas