Tráfico | T 38° H 79%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Brasil calienta el brazo para Río 2016 y barre en los Juegos Odesur

WUNI News
03/18/2014 11:29 PM

Santiago de Chile, 18 mar (EFE).- Brasil, con 109 medallas de oro, barrió en unos Juegos Odesur, una justa que utilizó como calentamiento para los Olímpicos de Río 2016.

Los brasileños, que también sumaron 68 preseas de plata y 78 de bronce, retomaron el liderazgo de los Odesur, que habían perdido con Colombia en el 2010 y demostraron estar en el camino para en el 2015 ser protagonistas de los Panamericanos de Toronto y un año después buscar su mejor actuación histórica, como dueño de casa en Río 2016.

Las victorias de Brasil no fueron solo numéricas, sino de calidad, sobre todo en los dos deportes mas emblemáticos de los Odesur, atletismo y natación, en los que sumaron 32 títulos.

En el atletismo los brasileños ganaron 14 preseas de oro, 13 de plata y 14 de bronce, y aventajaron a Colombia, segundo con 7-7-10, y Venezuela, con 6-6-4, aunque serán más recordadas las individualidades.

Ahí están los casos de Keila Costa, campeona en salto de longitud y triple salto, evento éste en el que tiene posibilidades de ser protagonista en Río, un caso similar al del campeón y subcampeón de los 400 metros, Anderson Freitas, oro con 45.03 segundos, y Hugo Balduino, plata (45.09).

“En dos años sus registros estarán en 44.50 segundos o algo así y tendrán posibilidades de entrar en la lucha por medallas”, advirtió a Efe Sanderlei Parrela, entrenador de ambos velocistas.

Si bien tuvo la ausencia de la colombiana Catherine Ibargüen, campeona mundial de triple salto, el atletismo de los Odesur mostró a figuras de varios países con posibilidades de brillar en Río.

Son los casos del panameño Irving Saladino, campeón olímpico de Pekín 2008 y ahora rey del salto de longitud, con 8,16 metros; los colombianos Eider Arévalo y Lorena Arenas, primeros de la caminata; el argentino Germán Lauro, oro en lanzamiento del peso, y el campeón y subcampeón de los 800, el brasileño Kléner Davide y el colombiano Rafith Rodríguez, con talento para estar en las finales olímpicas.

En la natación, Brasil fue el mejor con 18 oros, seis platas y 13 bronces, escoltado por Venezuela. con 7-6-9 y por Argentina con 5-11-4.

El gran ausente de la natación en los Odesur fue el brasileño César Cielo, campeón mundial de 50 metros en los estilos libre y mariposa, uno de los sudamericanos con más posibilidades de buscar medallas olímpicas, pero entre los ganadores en Santiago hay otras figuras con calidad para estar en el pico de su forma en Río.

Thiago Pereira, bronce mundial en 200 y 400 metros estilos, reinó en los Odesur en ambas pruebas. Llegará a Río con 30 años y en su casa será una carta fuerte, tanto como Felipe Lima, bronce mundial en 100 metros braza, quien en Santiago ganó esa prueba y el relevo 4 por 100 combinado.

La chilena Kristel Kobrich ya fue finalista mundial en 1.500 metros, prueba que ganó en los Odesur, en los que también se impuso en los 10 kilómetros aguas abiertas, concurso en el que sorprendió a la subcampeona mundial, la brasileña Ana Cunha. Ellas dos y la monarca del mundo brasileña Poliana Okimoto llegarán a Río con opciones de ser protagonistas en una prueba en la que Alan Do Carmo ganó la serie masculina en los Odesur y en dos años será candidato a medalla en Río.

Sin embargo, la reina de la natación, y de los Juegos, fue la venezolana Andreína Pinto, con cinco preseas de oro, en 200, 400 y 800 metros libres, 200 mariposa y 400 combinados, y dos de plata, en relevos. Finalista olímpica y mundial, Andreína, de 22 años, llegará en plena madurez a Río 2016 y será una de las cartas más confiables de Suramérica.

El esgrimista venezolano Rubén Limardo, campeón olímpico de espada y el equipo de su país en esa arma, primero en Santiago, serán candidatos a medallas en Río, al igual que el gimnasta brasileño Arthur Zanetti, campeón olímpico y mundial en anillas.

En ciclismo BMX, la campeona olímpica colombiana Mariana Pajón, mostró gran forma en Santiago y habrá que contar con ella en Río 2016, los mismos casos del argentino Sebastián Crismanich, campeón olímpico de Taekwondo y oro de 80 kilos en los Odesur.

Más allá de los resultados, los Juegos han despertado el interés de los chilenos en deportes olímpicos y ese podría ser el primer paso para que el país gane protagonismo en algo más que fútbol o tenis.

“Se botó el mito de que este país solo vive de fútbol”, dijo a los medios el presidente del Comité Olímpico de Chile, Neven Ilic, contento con los más de 350 mil espectadores que asistieron a los Odesur, pese a haberse celebrado mayoritariamente en días laborales.

De cualquier manera, los Juegos concluidos hoy marcarán un antes y un después en el deporte chileno. Para otras naciones como Brasil, Colombia, Venezuela y Argentina resultaron una oportuna prueba para comprobar cómo van las cosas a dos años de la fiesta mayor: los Juegos Olímpicos.