Tráfico | T 79° H 74%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Las protestas en Venezuela reavivan el debate sobre los riesgos para Cuba

WUNI News
03/18/2014 5:37 PM

La Habana, 18 mar (EFE).- La ola de protestas en Venezuela ha vuelto a avivar el debate sobre los riesgos que representa para Cuba su dependencia del país suramericano, ya que un hipotético vuelco en esa alianza supondría para la isla un fuerte impacto y una caída económica superior al 7 por ciento, según expertos.

Una crisis en Venezuela o un eventual colapso de sus relaciones con Cuba “sería el peor de todos los escenarios para la isla”, dijo a Efe el economista cubano Pavel Vidal, actualmente profesor en la Universidad Javeriana de Cali (Colombia).

Vidal calcula que ese escenario provocaría una caída del 7,7 por ciento del producto interno bruto (PIB) cubano, mucho menor que el desplome del 35 por ciento que sufrió la economía de la isla en los años noventa con la desaparición de la Unión Soviética.

Sin embargo, a su juicio, Cuba estaría ahora en peores condiciones para un shock de ese tipo, máxime cuando el país desarrolla un plan para “actualizar” el modelo socialista y remontar su deprimida situación económica.

En los noventa, al caer el bloque soviético y decretarse en Cuba el llamado Periodo Especial, “el costo del ajuste se pagó con los salarios de los cubanos” que cayeron casi un 80 o 90 por ciento, recuerda Vidal, quien advierte que hoy en día el poder adquisitivo salarial en la isla “apenas es un 30 por ciento” del que había en 1989.

“No hay un colchón de reservas de ingresos. El ajuste ahora sería mucho más difícil porque no habría cómo pagarlo. Es mucho más complicado. A eso hay que añadir que Cuba está inmersa en todo un proceso de cambio que todavía no ofrece todos sus resultados”, manifestó.

Mauricio de Miranda, también cubano y profesor de Economía en la Universidad Javeriana de Cali, asegura que la situación en Venezuela representa un elemento de preocupación para Cuba.

“Todos sabemos que los ingresos por servicios profesionales constituyen probablemente el principal ingreso de divisas de Cuba en estos momentos y en una gran medida dependen de la relación particular con el Gobierno de Venezuela”, señaló De Miranda.

Coincide en que la relación de La Habana con Caracas no se puede equiparar a la fuerte dependencia con la extinta Unión Soviética “pero una crisis política en Venezuela, un cambio de Gobierno o una situación grave en su economía traería consecuencias nefastas”.

Muchos cubanos de a pie están muy pendientes de lo que ocurre en Venezuela, por las repercusiones que pueda tener para la isla y porque además miles de sus compatriotas prestan allí servicios médicos y educativos, entre otros.

“Todos estamos pendientes de la paz en Venezuela, primero por ellos, que se lo merecen, pero también porque es el petróleo con que camina Cuba. Siempre estamos dependiendo de alguien. Ese es el bastón de nosotros”, señala Rosemary Alfonso, administradora de profesión.

“La preocupación central del cubano es el petróleo. Si ocurre algo malo allá, el petróleo nos lo van a quitar de pronto y qué va a ser de nosotros. También está lo de los médicos cubanos allá, qué pasaría con ellos, aquí cualquiera tiene un familiar en Venezuela”, se pregunta Yaser López, un cuentapropista de la capital.

Tras los años duros del Periodo Especial, Cuba encontró en la Venezuela de Hugo Chávez una tabla de salvación al consolidar una estrecha alianza política y económica a partir de la firma, en el año 2000, de un Acuerdo Integral de Cooperación, que abarca todo tipo de sectores.

Para Cuba es particularmente importante el convenio energético por el que Venezuela le suministra diariamente más de 100.000 barriles diarios de petróleo, que la isla paga en parte con los servicios que prestan en el país suramericano miles de médicos, maestros, entrenadores deportivos y otros asesores.

Venezuela es el principal socio de Cuba y el volumen de intercambio comercial bilateral representa el 40 por ciento del total registrado en este país.

Concretamente, el 37,6 por ciento de las exportaciones cubanas tiene como destino ese país suramericano, de donde procede el 40 por ciento de las importaciones cubanas.

Desde hace más de un mes, Venezuela está sumida en una ola de protestas contra las políticas del presidente Nicolás Maduro que han dejado alrededor de una treintena de muertos y centenares de heridos.

El Gobierno cubano se ha pronunciado varias veces sobre esa situación para ratificar su pleno respaldo a Maduro, condenar los intentos de desestabilización de su Gobierno y denunciar la “intromisión extranjera”, especialmente de Estados Unidos.

“Sabemos, por experiencia propia, quiénes están detrás, financian y apoyan esas brutales acciones para derrocar al Gobierno constitucional venezolano”, afirmó en febrero el presidente cubano, Raúl Castro.

En los últimos días, Cuba se ha convertido además en protagonista de las protestas y marchas en Venezuela, donde los opositores demandan el final de la supuesta “injerencia” de la isla en su país, a lo que Maduro ha respondido con la decisión de aumentar la cooperación con La Habana “a todo nivel”.