Tráfico | T 58° H 56%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Latinoamérica ante el desafío de ayudar a los refugiados sin perjudicar la seguridad

WUNI News
03/18/2014 4:21 PM
Actualizada: 03/18/2014 8:15 PM

Buenos Aires, 18 mar (EFE).- Los Gobiernos latinoamericanos afrontan el desafío de mantener políticas migratorias flexibles sin afectar a la seguridad internacional, según funcionarios y expertos reunidos en Buenos Aires en el 30 aniversario de la Declaración de Cartagena sobre los Refugiados.

“El gran desafío que hoy tienen nuestros estados, que siempre han sido de políticas migratorias muy abiertas, es el de lograr un equilibrio entre esa apertura y los problemas de seguridad internacional”, sostuvo María del Carmen Squeff, subsecretaria de política exterior de la Cancillería argentina.

“Resolver ese gran problema, cómo pueden darse ambas cosas, es el desafío que tenemos por delante”, agregó Squeff, durante la apertura de las Consultas del proceso Cartagena+30, organizado por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

Para la funcionaria argentina, “si bien el continente americano tiene una larga tradición en asilo, la protección de los refugiados necesita ser siempre revitalizada”.

Según Squeff, en la próxima década, la región deberá buscar soluciones que permitan el “acceso a un procedimiento justo y eficiente de determinación de la condición de refugiado, el acceso a oportunidades, el acceso de integrarse en el país de asilo y el acceso a soluciones duraderas”.

Eva Demant, jefa de ACNUR Argentina, subrayó que “los nuevos desafíos están en parte ligados al desplazamiento por el crimen organizado que se da en algunos países de la región”.

“En América Latina se están dando una serie de muy buenas prácticas que ACNUR considera como ejemplo globales y esperamos que también se puedan replicar en otras partes del mundo”, explicó Demant a Efe.

Para Francesca Fontanini, responsable regional de comunicación del ACNUR, “el gran desafío del ACNUR es darle (al refugiado) soluciones de integración local efectiva en el país de asilo”.

Para el ACNUR, dijo Fontanini a Efe, Cartagena+30 es un proceso sumamente importante para fortalecer la protección a los refugiados.

Según estimaciones de la ACNUR, en América hay más de 800.000 refugiados y 4,7 millones de desplazados.

Las jornadas de Cartagena+30 se desarrollarán durante 2014 en otros países de la región hasta concluir, a principios del mes de diciembre, en Brasil, donde se adoptarán una nueva declaración y plan de acción.