Tráfico | T 33° H 54%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

El Gobierno luso defiende que no hubo ilegalidades en la salida de los “Miró”

WUNI News
03/19/2014 10:12 PM

Lisboa, 19 mar (EFE).- El secretario de Estado de Cultura de Portugal, Jorge Barreto-Xavier, defendió hoy que no hubo ilegalidades en la expedición a Londres de 85 obras de Joan Miró con el objetivo de venderlas en una subasta que acabó por no celebrarse.

“No hubo ilegalidades por mi parte en esa materia y se probará en el lugar que proceda”, dijo en una comisión parlamentaria Barreto-Xavier, a quien los diputados de izquierda acusaron de haber autorizado el envío de las piezas sin el permiso de la Dirección General del Patrimonio Cultural (DGPC) lusa, autoridad competente en estos casos.

El responsable de Cultura confirmó que el Ejecutivo conservador al que pertenece tiene otras prioridades de gasto, por lo que mantiene su intención de vender las obras, que se prevé que regresen a Londres el próximo junio para una nueva subasta.

El acervo de Miró pertenece al Estado luso desde 2008, cuando el Banco Portugués de Negocios (BPN), que había adquirido las obras en 2006 a un coleccionista japonés, fue nacionalizado por riesgo de quiebra.

El mes pasado, el Gobierno, sujeto a las duras medidas de austeridad incluidas en el rescate financiero a Portugal, decidió poner a la venta el conjunto de obras en la casa de subastas Christie’s de Londres con la meta de ingresar en torno a 35 millones de euros (47 millones de dólares).

Sin embargo, Christie’s decidió anular la operación debido a las “incertidumbres legales” en torno al proceso después de que la Fiscalía de Portugal pidiese en dos ocasiones la paralización de la operación por irregularidades en su expedición, al no cumplirse los plazos previstos en la ley.

Cinco diputados del Partido Socialista (PS), el mayoritario de la oposición, han promovido las principales acciones judiciales contra la venta de los “Mirós”.

Tanto el PS como el Bloque de Izquierda (BE) solicitaron que se cataloguen las obras del artista catalán como forma de frenar su venta, algo que consideran una afrenta para el patrimonio cultural del país.

Etiquetas