Tráfico | T 73° H 73% | Powered by Yahoo! Weather

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

El hiperrealismo “solitario y deprimido” de Ron Mueck desembarca en Río

WUNI News
03/20/2014 3:17 AM
Actualizada: 03/20/2014 11:00 AM

Río de Janeiro, 19 mar (EFE).- Las esculturas hiperrealistas del australiano Ron Mueck desembarcaron en el Museo de Arte Moderno (MAM) de Río de Janeiro con su tradicional estilo “solitario y un poco deprimido”, como lo define el director del centro cultural, Carlos Alberto Gouvea.

La exposición, titulada “Ron Mueck” y que se inaugura esta noche, llega a Río de Janeiro tras cosechar un éxito sin parangón en Buenos Aires, donde por primera vez la obra del australiano visitó América Latina, y permanecerá en la ciudad brasileña hasta el próximo 1 de junio.

Antes de llegar a América Latina, la exposición también alcanzó un éxito sin precedentes en la Fundación Cartier de París, donde más de 300.000 personas se acercaron hasta la galería francesa para admirar el arte de Mueck.

“Yo creo que la respuesta del público va a ser excelente también (en Río de Janeiro), esperamos una media de casi 3.000 personas por día y entre 200.000 y 250.000 visitantes en total”, comentó Gouvea a Efe.

En la exposición cada detalle está medido al milímetro para generar en el visitante la sensación de precisión buscada por el artista.

Desde la “Young Couple” (Pareja joven) que recibe al visitante hasta los ancianos tendidos al sol en la escultura “Couple Under an Umbrella” (Pareja bajo el Paraguas) que los despide, los cariocas podrán fascinarse con el nivel de realismo alcanzado por Mueck.

Arrugas, ramas de árbol o la expresión del rostro rezuman un detallismo preciosista ante el que visitante no puede evitar quedar anonadado.

“La primera impresión es quedarte sorprendido por los detalles, pero después observas y ves otras cualidades como la lectura de la obra y que todas tienen alguna historia relacionada con él -Mueck-. Percibes que es una persona un poco solitaria y deprimida”, resume Gouvea.

En conjunto nueve obras llenan el espacio expositivo del MAM entre las que la mirada del visitante no puede eludir el autorretrato que el artista australiano hizo en la escultura “Mask II” (Máscara II).

Sin concesiones a la idealización de su propio rostro, Mueck se representa durmiendo, estado en el que, según asegura, crea sus propias obras, con barba sin rasurar y sin el más mínimo asomo de cuello, lo que genera una sensación de irrealidad en el hiperrealismo del mundo artístico del australiano.

De entre esas obras tres han sido diseñadas en exclusiva para la exposición y son, en opinión de Gouvea, “los trabajos de un artista único. Él es él y las obras son impresionantes”.

“Sus viñetas escultóricas son parte de situaciones que no tienen ni principio ni fin, solo son intermediarios inciertos que no existen fuera de sus encarnaciones individuales como objetos solitarios”, aseguró el crítico estadounidense Robert Storr para el catálogo de la muestra.

La principal diferencia entre la exposición en Río de Janeiro y las dos precedentes en París y Buenos Aires reside en el espacio expositivo, ya que el MAM cuenta con grandes espacios que permiten tener una visión global de la muestra.

En este sentido, Gouvea aseguró a Efe que están encantados al ofrecer el MAM la posibilidad de ver al mismo tiempo hasta seis obras que “están respirando” gracias al espacio que tienen a su alrededor.

Mueck, residente en Londres, donde trabaja en un estudio con un grupo de colaboradores muy cercanos, se sirve de resinas, fibra de vidrio, silicona y pintura acrílica para dar una apariencia real a sus esculturas.

La exposición se complementa con un documental inédito “Still Life: Ron Mueck at Work” (Todavía la Vida: Ron Mueck trabajando), que fue producido para la exposición original en la Fundación Cartier.

Etiquetas