Tráfico | T 61° H 50%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

El Senado de Puerto Rico aprueba transformar el monopolio energético

WUNI News
03/21/2014 7:14 PM

San Juan, 20 mar (EFEUSA).- El Senado de Puerto Rico aprobó hoy un proyecto de ley que prevé transformar el monopolio de la estatal Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) y establecer una política energética que reduzca los elevados precios de la electricidad que lastran la economía local.

El proyecto de ley fue ratificado con 15 votos a favor y 11 en contra en una movida sesión interrumpida en varias ocasiones por los gritos de trabajadores del sindicato Industria Eléctrica y Riego (UTIER) de la AEE, que desde las gradas del hemiciclo mostraron su rechazo a la iniciativa.

El texto pasará la próxima semana a la Cámara de Representantes para que se valoren posibles enmiendas antes de ser ratificado con su firma por el gobernador Alejandro García Padilla, que según los promotores del proyecto respalda la medida.

La cámara alta aprobó un proyecto que crearía la Ley de Transformación y Alivio Energético de Puerto Rico, que conlleva la puesta en marcha de una Comisión Reguladora y Fiscalizadora de Energía de Puerto Rico y que enmienda la Ley de la AEE -que arrastra una deuda de miles de millones de dólares- para hacer transparente la política de la Junta de Directores de ese monopolio.

El presidente de la Comisión de Asuntos Energéticos y Recursos de Agua del Senado por el gobernante Partido Popular Democrático (PPD), Ramón Luis Nieves, dijo en entrevista con Efe que la nueva ley tiene como objetivo principal transformar el monopolio de la AEE y la bajada de la factura eléctrica.

“El actual sistema ahoga la economía de personas y empresas”, dijo el senador sobre la AEE, compañía que subrayó cobra actualmente 25 céntimos de dólar por kilovatio/hora.

Según datos del Ejecutivo, durante el cuatrienio pasado el costo por kilovatio/hora pasó de 21 centavos de dólar en 2009 a un máximo de 30 centavos en 2012, frente al precio medio de 12,6 centavos en EE.UU.

“Se trata de transformar el sistema energético”, dijo, para explicar que uno de los problemas que encara Puerto Rico es su dependencia del petróleo, que situó en un 60 % de su necesidad energética.

“La AEE no se ha diversificado y mantiene una elevada dependencia del petróleo”, dijo, tras apuntar que la nueva normativa va en la dirección de que la energía en Puerto Rico no se genere mayoritariamente por medio del petróleo.

Detalló que el proyecto hoy aprobado busca acabar con una situación en la que la AEE genera el 70 % de la electricidad -por medio de petróleo-, mientras que el 30 % restante se lo reparten las compañías privadas Ecoeléctrica (gas natural) y AEF (carbón), llegadas al mercado de la isla gracias a normativa federal en la década de los 90.

“La aspiración es que el 60 % de la electricidad se genere por medio de energía limpia”, indicó el senador, después de asegurar que si ese objetivo no se cumple la nueva normativa establece que se dé entrada a compañías privadas que generen energía a través de renovables y se la vendan a la AEE.

El autor de la norma aprobada es el presidente del Senado, Eduardo Bhatia, para quien el objetivo es que se abra competencia y bajen unos precios que particulares y empresas no pueden soportar.

Bhatia dijo que el director ejecutivo de la AEE, Juan Alicea, está esperanzado en descarrilar el proyecto y que el monopolio ha amenazado con no cumplir con la ley.

Alicea respondió al líder legislativo al asegurar que la nueva ley no conseguirá el objetivo de que los precios de la electricidad bajen para los consumidores.

La Ley de Transformación y Alivio Energético de Puerto Rico incluye la creación de una Comisión Reguladora y Fiscalizadora que establecerá y aprobará las tarifas de los generadores, empresas transmisoras y distribuidores, en el caso de que el sector energético se abra al sector privado.

Enmienda además la ley orgánica de la AEE para poner fin a la facultad del monopolio de imponer arbitrariamente tarifas del costo de luz.

La norma incluye la puesta en marcha de un estudio sobre generación, transmisión y distribución de energía dirigido a la creación de un mercado libre en Puerto Rico.

La ley establece la meta de un precio de 10 centavos por kilovatio/hora.

La AEE cuenta con casi 1,5 millones de clientes en Puerto Rico, a los que se da servicio a través de las centrales de Costa Sur, Complejo Aguirre, San Juan, Palo Seco y Cambalache, que en conjunto cuentan con una capacidad instalada de 5.839 megavatios.