Tráfico | T 57° H 47%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Incautan 50 millones de dólares en cocaína a punto de entrar en Puerto Rico

WUNI News
04/02/2014 6:50 PM
Actualizada: 04/02/2014 7:32 PM

San Juan, 2 abr (EFEUSA).- Un cargamento de 1,7 toneladas de cocaína, valorado en 50 millones de dólares, ha sido incautado por las autoridades federales cuando dos personas estaban a punto de introducirlo en Puerto Rico, una isla utilizada a menudo para introducir drogras en EE.UU.

Así lo anunció hoy el director del Servicio de Inmigración Aduanas (ICE), Ángel Meléndez, en una conferencia de prensa en la que detalló que se trata de uno de los mayores golpes al narcotráfico jamás protagonizado por la Fuerza de Ataque del Corredor del Caribe (CCSF).

Según detalló, la incautación de los 61 fardos de cocaína tuvo lugar el pasado lunes 31 de marzo, al ser interceptada una embarcación de tipo zodiac en la que viajaban dos ciudadanos venezolanos, identificados como Reny Alexander López Meneces y Andri Rivas Rojas.

Al percatarse de que habían sido localizados, los individuos comenzaron a lanzar la cocaína al mar, frente a las costas de la localidad de Dorado, al norte de la isla y muy cerca de la capital, San Juan.

En el operativo uno de ellos cayó al agua desde la embarcación, de unos diez metros de eslora y fue rescatado por los agentes federales, que lograron incautar finalmente 1.774 kilogramos de cocaína.

Ahora se encuentran a disposición judicial y se enfrenta a penas de entre diez años de prisión y cadena perpetua, mientras las autoridades investigan el origen del cargamento.

Las autoridades alertaron de que no es habitual que cocaína procedente de América Latina se trate de introducir por la costa norte de Puerto Rico y explicaron que los narcotraficantes están variando sus rutas al aumentarse en el sur la presión de las fuerzas de seguridad.

La ruta más habitual es por la costa este Puerto Rico desde República Dominicana, atravesando el Canal de la Mona, y otra que han detectado las autoridades federales es lo que llaman “island hopping” y que consiste en trasladar las drogas de isla en isla por las Antillas menores hacia el norte.