Tráfico | T 43° H 82%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

La ONU pide no bajar la guardia en la lucha contra el VIH/SIDA pese a los logros en la región

WUNI News
04/02/2014 6:10 PM
Actualizada: 04/02/2014 6:29 PM

Quito, 2 abr (EFE).- El director regional de Onusida, César Núñez, pidió hoy, en Quito, no bajar la guardia en la lucha contra el VIH/SIDA pese a los avances logrados en la región, donde unos 1,6 millones de personas viven con la enfermedad.

“No podemos entrar en complacencia, como se entró en el tema de la tuberculosis en los años 70. Todo lo que hemos avanzado ahorita en VIH no lo tiremos a la basura, no los desechemos porque nos sentimos complacidos de que hemos alcanzado un nivel de cobertura en las Américas, que es el más alto de todo el mundo”, dijo.

Apuntó que “la cobertura de medicación promedio es del 72 %” y señaló que en Ecuador, por ejemplo, hay 14.000 personas en tratamiento, lo que representa el 76 % de personas que lo necesitan. En el país andino el total de personas que viven con VIH asciende a 52.000, dijo.

“América Latina, en temas de tratamiento, creo que va por buen camino y mi recomendación es intensificar esa entrega de tratamientos, a través de la mayor detección de nuevas infecciones”, dijo.

Recordó que tras el éxito en la lucha contra la tuberculosis en los años 70, se llegó “a un momento como de complacencia”, lo que tildó de “un gran error”.

“Ahora mismo, la tuberculosis es llamada una enfermedad infecciosa reemergente y no solo ha vuelto con la fuerza que solía tener en aquellos años, sino que ahora mismo tenemos una tuberculosis resistente a las múltiples drogas que ya existían en el mundo”, comentó en entrevista con Efe.

Según datos de 2012 de Onusida, 1,6 millones de personas viven con VIH en América Latina, de los cuales 175.000 son jóvenes de entre 15 y 24 años y 40.000 menores de quince años.

De acuerdo a Núñez, en Brasil hay unos 800.000 afectados por el VIH, mientras en México hay alrededor de 200.000.

Según la organización, desde 2001 hasta 2012, los casos de nuevas infecciones por el VIH descendieron en un 9 %.

Núñez señaló como uno de los temas pendientes en la lucha contra el VIH a “la prevención”, que debe involucrar a varios sectores para entregar mensajes, sobre todo a los jóvenes, y definió como uno de los más grandes obstáculos la discriminación y el estigma.

“Aún hoy, treinta y tantos años después de la epidemia en el mundo; aún hoy que se sabe que en los países donde hay tratamiento, las personas no van a morir de VIH; aún hoy que sabemos que una persona en tratamiento no transmite la infección, hay estigma y discriminación hacia ellos, hay un temor infundado y rechazo”, dijo.

Núñez participa en Quito en una reunión sobre el nuevo modelo de financiación del Fondo Mundial, diseñado para realizar inversiones más estratégicas que permitan obtener la máxima repercusión en la lucha contra el SIDA, la tuberculosis y la malaria.

El nuevo fondo cuenta para los próximos tres años con 12.000 millones de dólares para todo el mundo, de los cuales 600 millones se destinarán a la lucha contra las tres epidemias en América Latina y El Caribe.

Silvio Martinelli, jefe regional del Fondo Mundial, aseguró a Efe que América Latina en temas de lucha contra el VIH/SIDA está “mucho mejor que otras regiones del mundo”, como algunas africanas y otras de El Caribe.

Coincidió con Núñez en que no porque haya “logros muy importantes” se deben relajar las acciones: “Eso es lo peor que se puede hacer, (pues) vamos a perder los logros y volver a una situación de emergencia”, advirtió.

Por ello, indicó que se deben continuar los trabajos y destacó que uno de los desafíos es ahora enfocar la lucha contra la epidemia en sectores específicos como en hombres que mantienen relaciones sexuales con hombres, grupos transexuales o trabajadoras sexuales, entre otros.

Asimismo, apuntó que se debe incentivar la prevención más directa con la distribución de condones, informar sobre la importancia de realizarse las pruebas respectivas, así como incrementar la comunicación respeto al tema en los hogares.

Consideró que ahora hay una “oportunidad histórica” para atajar las epidemias, pues se puede construir “sobre logros muy importantes”.

Por ello, realzó citas como la de hoy en Quito, donde no sólo participan representantes de los gobiernos sino también agencias de cooperación, bancos de desarrollo y personas afectadas.