Tráfico | T 51° H 68%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Pese a las dificultades, el optimismo respecto a Latinoamérica prevalece en el Foro Económico Mundial

WUNI News
04/03/2014 6:30 PM
Actualizada: 04/03/2014 7:51 PM

Playa Bonita (Panamá), 3 abr (EFE).- América Latina tiene cuentas pendientes, cambios por efectuar y algunos baches en su desempeño, pero en general trasmite optimismo para superar los retos que le permitirán alcanzar el desarrollo sostenible.

Durante los dos días de reuniones simultáneas, foros y paneles públicos y privados del IX Foro Económico Mundial en Latinoamérica, prevaleció el sentimiento de optimismo, pese a los problemas que, por ejemplo, enfrenta Brasil con la ralentización de su economía, la más grande de la región, o su baja educación universitaria, reseñadas en diferentes mesas.

En contraste, la Alianza del Pacífico (integrada por Colombia, Chile, México y Perú) se ve como el grupo más prometedor y dinámico del continente, aunque Martin Sorrell, uno de los copresidentes del Foro, advirtió de que, a diferencia de Brasil que está cohesionado, es un grupo con diferentes culturas.

Otra copresidenta del encuentro bianual, la española Arancha González, dijo a Efe que fue evidente que los líderes de la región que participaron son ahora “más conscientes” de las posibilidades y retos que tienen para hacer de la “inclusión” la vía para alcanzar el desarrollo sostenible.

Refirió que los principales problemas analizados en el foro son de dos tipos: definir el modelo de crecimiento económico mediante reformas estructurales y como atacar la inequidad en la distribución de la riqueza, y en ambos “se necesita de consensos”.

“La volatilidad que crea la desigualdad es tremenda”, advirtió.

Por su lado, la mexicana Mónica Flores, directora latinoamericana de la firma de recursos humanos Manpower Group, dijo a Efe que la gran ventaja de Latinoamérica es contar con un recambio generacional mayor que el porcentaje de niños y ancianos dependientes, lo que se conoce como “bono demográfico”.

No obstante, advirtió de que esa ventaja se puede perder si no hay un “diálogo urgente” para implementar una reforma educativa, porque los países no tienen trabajadores capacitados para cubrir la demanda de las empresas.

“En Brasil este indicador llega al 60 %, en Argentina al 41 %, seguido por Costa Rica con el 40 %, México y Panamá con el 38 % y Guatemala con el 33 %”, dijo Flores al mencionar algunos países con escasez de talento para cubrir las ofertas de trabajo.

No obstante, al terminar el foro, González, directora ejecutiva del Centro Internacional de Comercio (ITC, por sus siglas en inglés) con sede en Génova (Italia), dijo que el intercambio entre el sector público, el privado y la sociedad civil puso de manifiesto que “es necesario construir consensos”.

“Sin ninguna duda”, aceptó la ejecutiva, América Latina y África son “las dos regiones en el mundo que tienen las mayores oportunidades en los años venideros desde el punto de vista demográfico” para acometer con éxito las reformas, además de no tener “una resistencia cuasirreligiosa a la emigración”.

Acotó que esta es la oportunidad para que Latinoamérica deje de ser “el continente de las grandes esperanzas en el futuro, sino que se traduzca en un presente”, pese a las dificultades que algunos países enfrentan.

“La inclusión de las mujeres, de las pymes, la reducción de las desigualdades, la mejora de la competitividad, todo ello en cualquier país necesita de un consenso nacional y sin ello no van a ser tan eficaces”, resumió.

Otro de los factores resaltados en sendos informes fueron las exitosas alianzas público-privadas desarrolladas en varios países, especialmente Brasil, que han impulsado proyectos para mejorar los servicios públicos (sanidad, acceso al agua, educación).

También se valoró el informe de uno de los grupos de trabajo del foro respecto a la necesidad de la estrategia de mantenimiento preventivo para prolongar la “vida útil” de las obras de infraestructura.

En este contexto brilló el ejemplo del Canal de Panamá, pues a casi cien años de su puesta en operación, con una tecnología y conocimientos ahora ya superados, mantiene sus operaciones eficaces y eficientes hoy en día gracias a esa gestión de mantenimiento, según explicó el ministro panameño para asuntos del Canal, Roberto Roy.

Por otro lado, González reseñó que la combinación de sesiones públicas “donde la gente se dice las cosas un poquito más amable”, con encuentros a puerta cerrada “donde se dicen las cosas de una manera más directa y cosas que incluso a la gente le cuesta escuchar”, ha generado una experiencia útil a los 600 participantes de 50 países.

“Si tengo que resumirlo en una frase, el tema de este foro es la inclusión” de todos los sectores “y sobretodo en la educación”, insistió.

Al referirse a la “conectividad” dijo que “se trata de un medio para la inclusión”, no un fin en sí mismo, sino la herramienta que va a permitir acelerar los procesos, tanto sociales, como económicos y hasta políticos “como hemos visto recientemente en algunos países”.

En el marco del foro, los presidentes de México, Enrique Peña Nieto, y Panamá, Ricardo Martinelli, fueron testigos de la firma del tratado de libre comercio entre sus países.

Además, los presidentes Martinelli, Laura Chinchilla (Costa Rica) y Otto Pérez (Guatemala), así como la primera ministra de Trinidad y Tobago, Kamia Persad-Bissessar, compartieron sus experiencias sobre la administración pública y los retos futuros de sus países.