Tráfico | T 33° H 75%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Londres abre al público el Parque Olímpico, su nueva atracción turística

WUNI News
04/04/2014 5:35 AM
Actualizada: 04/04/2014 6:41 AM

Londres, 4 abr (EFE).- El Parque Olímpico, que acogió los Juegos de Londres hace dos años, reabre este sábado al público convertido en una nueva atracción turística para la capital británica, en la que se prevé recibir a más de nueve millones de visitantes al año.

Las amplias explanadas al este de la ciudad que durante el verano de 2012 estuvieron abarrotadas de espectadores que acudían a los recintos deportivos son ahora, gracias a una inversión de 350 millones de euros, una extensa zona verde de 2,5 kilómetros cuadrados poblada de árboles y canales.

Se trata del mayor parque urbano que ha abierto sus puertas en Europa en los últimos 150 años, un espacio dos veces mayor que el Retiro de Madrid (1,2 kilómetros cuadrados) y algo menor que el también londinense Hyde Park (3,4 kilómetros cuadrados).

El bautizado como Parque Olímpico de la Reina Isabel, la joya del legado de los Juegos de Londres, no es una mera explanada verde, sino un espacio con servicios para recibir a millones de turistas y el nexo de unión de un nuevo barrio residencial que acabará de cobrar forma durante la próxima década.

Gran parte de los visitantes que lleguen al parque, de acceso gratuito, lo harán a través de la estación de Stratford de la línea de metro Central, cuya salida se ubica en el interior del Westfield Stratford City, el mayor centro comercial urbano del continente.

Una vez atravesada esa antesala, los visitantes podrán caminar entre los recintos deportivos que se conservan desde los Juegos y que se han adaptado a sus nuevos usos.

Desde marzo, el Centro Acuático, donde el estadounidense Michael Phelps se convirtió en el deportista olímpico más laureado, con 22 medallas, ha reabierto como una piscina municipal a la que se puede acceder por 4,5 libras (5,3 euros).

Incluso sin las dos grandes alas laterales que acogieron a 18.000 espectadores durante cada jornada de los Juegos, el interior del recinto de la arquitecta anglo-iraquí Zaha Hadid mantiene el encanto de su diseño minimalista original.

También presenta un aspecto similar al que lucía en 2012 el velódromo olímpico, donde a partir de 30 libras (36 euros) se puede contratar una sesión de introducción de una media hora para emular al ciclista británico Chris Hoy, que ganó dos medallas de oro en ese escenario.

La torre Orbit, la retorcida réplica de 115 metros de la Torre Eiffel parisina que proyectó el escultor indio Anish Kapoor, también estará desde el sábado abierta al público, que tendrá la oportunidad de contemplar unas inmejorables vistas de Londres por 15 libras (17,85 euros).

Quizás la mayor atracción del parque, el estadio de atletismo donde el jamaicano Usain Bolt se llevó el oro en los 100, los 200 y los 4×100 metros, permanecerá cerrado hasta el verano de 2016, cuando se prevé que termine la remodelación de un recinto que pasará a ser el campo del equipo de fútbol londinense West Ham.

Además de una atractivo turístico, el parque de la Reina Isabel es también el pulmón alrededor del cual va a crecer un nuevo barrio.

Londres ha asignado a una zona que hasta hace pocos años estaba poblada por descampados un nuevo código postal, el E20, que hasta ahora solo existía en la ficción del popular culebrón de la BBC “EastEnders”.

El pasado noviembre, los cerca de 2.800 pisos donde vivieron los atletas durante los Juegos comenzaron a ser alquilados y vendidos a nuevos residentes, si bien los planes de Londres van más allá de ocupar la antigua Villa Olímpica.

En 2030, la autoridades de la ciudad esperan que se hayan construido 10.000 nuevas viviendas en la zona, que está dividida en cinco distritos, un ambicioso plan urbanístico con el que la ciudad aspira a descongestionar un mercado inmobiliario cuyos precios se han disparado los últimos años. Guillermo Ximenis