Tráfico | T 28° H 70%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Atlético, Barcelona y Real Madrid no fallan: la Liga sigue igual

WUNI News
04/05/2014 6:00 PM

Madrid, 30 mar (EFE).- Atlético de Madrid, Barcelona y Real Madrid no fallaron en sus compromisos ante Villarreal, Betis y Real Sociedad, respectivamente, y firmaron un inicio de la trigésimo segunda jornada sin cambios en la lucha por un título que domina desde el liderato el conjunto rojiblanco.

Los hombres del argentino Diego Simeone iniciaron la serie de los tres partidos más importantes del día y sufrieron para sacar adelante un encuentro que el Villarreal nunca dio por perdido. Ganaron con un tanto polémico de Raúl García, que, de cabeza, con un posible empujón sobre Mario Gaspar, sostuvo al Atlético en la primera posición.

Ya son seis las victorias consecutivas que encadena en Liga el cuadro madrileño, tres de ellas en el estadio Vicente Calderón por el mismo resultado: 1-0. Aunque el final del curso aprieta y el cansancio pasa factura, el Atlético no cede en su objetivo de hacer historia y romper la alternancia Real Madrid-Barcelona, que han ganado todos los títulos desde la campaña 2003/04, cuando lo hizo el Valencia.

Pese a no contar Diego Costa, Arda Turan y Gabi, tres jugadores básicos en el esquema de Simeone, los tres puntos se quedaron en el Calderón. El Atlético aguanta cualquier envite y ahora podrá preparar con tranquilidad el choque de vuelta de los cuartos de final de la Liga de Campeones que disputará el miércoles con el Barcelona.

Precisamente su rival en Europa esta semana fue el siguiente en ganar en la Liga para mantenerse en la segunda posición de la tabla. El Barcelona jugó un mal partido contra el Betis, pero no dejó escapar una victoria que le permite continuar a un punto del Atlético.

Aunque ganó 3-1 en el Camp Nou, lo hizo gracias a dos penaltis, ambos transformados por Lionel Messi (uno con incertidumbre tras rematar la parada de Antonio Adán) y con un gol en propia meta de Jordi Figueras. A un ritmo cansino, con un juego romo, espeso y poco vertical, el Barcelona se mantiene vivo en la competición.

El Betis, que llegó a asustar a su rival con el 2-1 de Rubén Castro, pudo dar un susto al equipo de Gerardo “Tata” Martino, que por momentos vivió en su campo los apretones del bloque andaluz. El último tanto de Messi tranquilizó al Barcelona, incapaz de brillar ante el colista de la Liga BBVA.

Después le llegó el turno al Real Madrid, que tenía un difícil compromiso en su visita al estadio de la Real Sociedad. Uno de los candidatos a jugar la próxima edición de la Liga de Campeones esperaba acabar con los blancos para seguir con vida en sus aspiraciones continentales.

Sin Cristiano Ronaldo y sin Marcelo Vieira, y con Ángel Di María en el banquillo, Carlo Ancelotti apostó por Asier Illarramendi, Isco Alarcón y Nacho Fernández para sacar adelante un partido complicado que al final se decantó del lado merengue con claridad: el Real Madrid ganó 0-4.

Consiguió los tres puntos después de una primera parte obtusa en la que los madridistas marcaron casi en el único disparo que hicieron. Fue Asier Illarramendi, que visitaba el estadio que le vio crecer, quien abrió el marcador para decantar el encuentro a favor de su equipo.

Después, el Real Madrid sólo tuvo que exhibir su pegada en la segunda parte para sentenciar un choque en el que también marcaron Gareth Bale, Pepe y Álvaro Morata. Sus tantos, junto al de Illarramendi, mantienen a los blancos en la tercera plaza de un campeonato con un trío de candidatos.

En la lucha por el descenso, el Rayo Vallecano dio un paso muy grande para la salvación tras ganar 3-0 al Celta, que no tuvo opciones de parar el rodillo de los hombres de Paco Jémez. De estar desahuciados prácticamente, tras ganar cinco de los últimos siete encuentros, ha cogido aire para acariciar la permanencia.

El dominio rayista cogió forma con un gol en la primera parte de Rubén Rochina y con un doblete de Alberto Bueno, que suma once tantos en el campeonato para erigirse como uno de los mejores de su equipo este curso. Su acierto dejó tocado al Celta, que podría complicarse la vida si los resultados de otros equipos no son favorables a sus intereses.