Tráfico | T 78° H 79%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

El chileno Sebastián Lelio cree que el “cine iberoamericano no existe”

WUNI News
04/05/2014 3:41 PM

Panamá, 5 abr (EFE).- El chileno Sebastián Lelio, director de “Gloria”, una de las películas favoritas en la primera edición de los Premios Platino, defendió hoy la diversidad de la filmografía de los 22 países que participan en estos galardones y afirmó que “el cine iberoamericano no existe”.

“Mi intuición es que no existe, pero eso no quiere decir que no haya puntos en común”, señaló a un grupo de periodistas horas antes de la gala. “Existen comunidades culturales que se traducen en una forma de estar en la vida, pero una especie de programa estético común, por suerte que no”, añadió.

Aunque “Gloria”, premiada en la Berlinale con el Oso de Plata a la mejor actriz (Paulina García), ha llegado a multitud de países, Lelio también ha comprobado en experiencia propia que en el “gigante negocio” de la distribución “no es fácil encontrar recovecos” para las películas iberoamericanas.

Precisamente el cineasta acaba de participar como jurado en el festival de cine de Toulouse, donde ha podido ver más películas de su continente que en su propio país.

“Es una paradoja que muestra la tragedia de la distribución”, lamentó. “En Chile es mucho mas fácil ver ‘Iron Man’ que la última de (la argentina) Lucrecia Martel. Ojalá estos premios sirvan para crear una mayor conciencia”, añadió.

“Gloria” opta esta noche al premio a mejor película iberoamericana del año, categoría en la que compite con las mexicanas “Heli” y “La Jaula de Oro”, las españolas “Las Brujas de Zugarramurdi” y “Vivir es fácil con los ojos cerrados”, la colombiana “Roa” y la argentina “Wakolda”.

Además, tiene otras tres nominaciones: mejor director, mejor guión y mejor actriz protagonista.

Sobre el éxito de “Gloria”, que retrata a una mujer al borde de los sesenta años que se niega a envejecer y a renunciar al amor, a la sexualidad y a la diversión, insiste en que nunca soñó en lograr lo que ha logrado: despertar las mismas emociones en Serbia o en Japón, en Francia o en Estados Unidos.

“Cuando uno acaba una película, en realidad no sabe lo que tiene, se sienta a ver qué pasa, y ‘Gloria’ ha conectado”, resumió.

Un éxito que ha servido para que suene “el teléfono rojo” de Hollywood, aunque es pronto para adelantar nada.

“Hay que esperar a encontrar un proyecto que emocione”, señaló. Mientras tanto, sigue trabajando en el guión de otra película con el título provisional “Iguazú” que, si todo va bien, empezará a filmar a finales de año.