Tráfico | T 30° H 77%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

John Turturro conquista a Sofía Vergara en “Fading Gigolo”

WUNI News
04/07/2014 7:00 AM
Actualizada: 04/07/2014 10:50 AM

Los Ángeles (EE.UU.), 7 abr (EFE).- John Turturro, uno de los secundarios imprescindibles de Hollywood, se pone tras las cámaras por quinta vez en su carrera con “Fading Gigolo”, una comedia donde se alía con un genio del género, Woody Allen, para conquistar a bellezas como Sofía Vergara, Sharon Stone o Vanessa Paradis.

Turturro encarna en la cinta a Fioravante, un hombre maduro que comienza a vender sus favores sexuales a mujeres adineradas de la alta sociedad neoyorquina con la ayuda, como representante, de su amigo Murray (Allen), quien afronta problemas de liquidez tras verse obligado a cerrar la librería que regenta.

Su principal cliente es una dermatóloga (Stone) en busca de emociones fuertes cuyo objetivo es practicar un “ménage à trois” junto a su amiga Selima (Vergara). Para ello, está dispuesta a encontrar al hombre adecuado y pagarle una importante suma de dinero.

“Sofía, cuando quiere, tiene un don y un talento enorme para la comedia”, dijo Turturro a Efe recientemente en un encuentro con medios de Los Ángeles. “Puede llegar muy lejos si se lo propone. En este caso tenía esa ‘joie de vivre’ (‘alegría de vivir’) adecuada para el papel y estoy feliz de que esté en la película”, añadió.

El realizador de 57 años explicó que el personaje de la actriz colombiana está basado en una buena amiga suya, que le recordaba poderosamente a la de Barranquilla por su personalidad “vivaracha” y curvas exuberantes.

A Turturro le sorprendió lo “buena bailarina” que resultó ser Vergara a pesar de los enormes tacones que luce en el filme, y también le llamó la atención el hecho de que “piensa más en español que en inglés”.

“Si lo hubiera sabido, le hubiera dado más dialogo en español para aprovechar esa espontaneidad”, apuntó el cineasta, que no dudó en hacerle alguna sugerencia a Vergara a la hora de interpretar su papel.

“A veces le decía que no tenía que forzarlo tanto. Es una película, no tu serie de televisión (‘Modern Family’). Incluso con el maquillaje. Le ponían muy poco y entre tomas ella se colocaba mucho más. Yo le decía que no hacía falta porque la iluminación es preciosa, y si te pones mucho pareces un travesti”, rememoró entre risas.

En el caso de Paradis, la francesa se transforma en una viuda de una comunidad judía jasídica de Brooklyn, una mujer que ha vivido bajo estrictas reglas que la obligan a cubrir su pelo, vestir faldas largas y ocultar todo su cuerpo, desde el cuello hasta las rodillas.

“Tiene hijos pero es como si tuviera 18 años. Nunca la han cortejado, no la han mirado con deseo y ni han descubierto su personalidad. Solo entregó su cuerpo”, indicó Turturro, que recuerda de esa forma que la sexualidad “viene en todos los tamaños y formas”.

El actor de la franquicia “Transformers” y de obras independientes como “Do The Right Thing” (1989), de Spike Lee, o “Barton Fink” (1991), de los hermanos Coen, confiesa que usó el ángulo de la prostitución y la religión como metáforas de la sociedad actual.

Esa temática, indicó, ha dado en su opinión “películas e interpretaciones fascinantes”, como “Nights of Cabiria” (1957), de Federico Fellini, una de sus obras favoritas.

Turturro vuelve a dirigir y protagonizar un guión propio como ya lo hiciera en “Mac” (1992), “Illuminata” (1998), “Romance & Cigarettes” (2005) y “Passione” (2010). Este año también verá la luz el segmento que lleva su firma en “Rio, I Love You”.

Pero contar con Allen para “Fading Gigolo”, de estreno el día 18, resultó especial.

“Woody me dio unas notas brutales sobre cosas que podrían resultar muy auténticas. Nos gustamos al conocernos y coincidimos en esa idea de la reinvención personal. La noción de aprender siempre y de forma constante. Con alguien como él uno debe ser respetuoso, pero tampoco tenerle miedo. Si no, no vas a ninguna parte”, manifestó.

Pocas son las ocasiones en las que Allen aparece en proyectos de otro director. La última vez fue en “Picking Up the Pieces” (2000), de Alfonso Arau, donde coincidía con Sharon Stone, Kiefer Sutherland, David Schwimmer y Maria Grazia Cucinotta.

“Tenía muy claro que yo sería el personaje taciturno y él sería más dicharachero. Dirigir y actuar a la vez es complicado, Woody lo sabe bien. Pero tiene una ventaja, como él dice: al final, es una persona menos a la que dirigirte”, concluyó Turturro.

Por Antonio Martín Guirado

Etiquetas