Tráfico | T 29° H 63%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Piden a EE.UU. que limpie la isla utilizada por sus militares en Puerto Rico

WUNI News
04/07/2014 5:10 PM
Actualizada: 04/07/2014 5:33 PM

San Juan, 7 abr (EFEUSA).- El senador del Partido Popular Democrático (PPD) Luis Daniel Rivera Filomeno pidió hoy al Gobierno de EE.UU. que ponga en marcha un plan detallado para la limpieza de la pequeña isla de Culebra, utilizada para maniobras militares durante décadas por la Marina del país norteamericano.

Rivera Filomeno reaccionó en un comunicado a una declaración difundida el pasado viernes por el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de Estados Unidos en la que se advertía a los turistas que visitan la Isla de Culebra -frente a la costa noreste de Puerto Rico- de la posibilidad de encontrar munición sin detonar.

La Marina de Guerra de EE.UU. ocupó la mayor parte de las pequeñas islas de Vieques y Culebra durante décadas para utilizarlas como campo de tiro y como territorio de alquiler a otros países para que probaran su armamento.

“Es insólito y es una falta de respeto al pueblo puertorriqueño y una afrenta a los culebrenses que luego de 39 años de la salida de la Marina de Culebra el proceso de limpieza de los terrenos no haya terminado”, señaló con indignación el legislador.

“El mero hecho de tener la posibilidad de accidentes con municiones vivas hace un grave daño a nuestros hermanos culebrenses, a los visitantes y a la industria turística en nuestro distrito”, destacó el senador.

Dijo que lo menos que se puede exigir al Gobierno federal es un plan detallado de “cómo van a resolver lo que ellos mismos crearon”. La Marina de Guerra de Estados Unidos comenzó a utilizar Culebra como campo de tiro en 1939, aunque no fue hasta 1971 cuando comenzaron las protestas contra la presencia militar norteamericana.

Cuatro años más tarde, en 1975, se logró por la presión popular la salida del cuerpo militar estadounidense.

“El término que usa el Cuerpo de Ingenieros de una posibilidad ‘relativamente alta’ de encontrar municiones vivas es inaceptable. Ellos están obligados a tomar acción. No podemos estar 39 años más esperando por una limpieza de estos terrenos”, sentenció el senador.

Advirtió de la posibilidad de iniciar, incluso, acciones de desobediencia civil para lograr un plan de limpieza por parte del Gobierno federal.

El comunicado del Cuerpo de Ingenieros señala que la posibilidad de encontrar munición en la Isla de Culebra es relativamente alta e indica que quienes den con material militar deben ser cuidadosos y abandonar la zona con precaución.

La Junta de Calidad Ambiental de Puerto Rico recordó tras la difusión del comunicado del Cuerpo de Ingenieros que esa advertencia no es nueva y que llega en los días previos a la Semana Santa que supondrá la llegada masiva de turistas.

Letreros repartidos por Culebra advierten de la posibilidad de hallar munición en ciertas áreas de la pequeña isla.

La prensa local informa hoy de varios incidentes ocurridos en los últimos años relacionados con munición esparcida en Culebra.

El último ocurrió en marzo de 2013, cuando una niña resultó herida levemente en sus manos al coger un objeto que liberó ácido.

El Cuerpo de Ingenieros recuerda que hay una ley federal que prohíbe transferir fondos para la limpieza de la pequeña isla y que cuando en la década de los ochenta se transfirió al Estado Libre Asociado de Puerto Rico el control de la parte de Culebra utilizada como campo de tiro las responsabilidades de limpieza pasaron a las autoridades de San Juan.

Rivera Filomeno exigió que en Culebra se ponga en marcha un plan similar al que tiene lugar en la isla vecina de Vieques.

Ingenieros de la Guardia Nacional de Puerto Rico llevan a cabo una masiva limpieza en la isla de Vieques, utilizada también para maniobras militares durante más de 40 años.

Las cuatro décadas de explotación militar dejaron en la isla, de gran riqueza medioambiental, restos de municiones que permanecen en sus aguas.

Organizaciones locales denuncian que enfermedades como cáncer, diabetes, hipertensión y problemas respiratorios son mucho más habituales entre los habitante de Vieques que en otros lugares de Puerto Rico, lo que achacan a las prácticas militares, acusaciones que la Marina niega aduciendo falta de estudios objetivos.