Tráfico | T 50° H 94%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Activistas en Chicago intentan sin éxito impedir la deportación de 29 mexicanos

WUNI News
04/08/2014 4:40 PM
Actualizada: 04/08/2014 5:19 PM

Chicago (EE.UU), 8 abr (EFE).- Activistas protestaron y bloquearon hoy los vehículos de Inmigración frente al centro de detención del suburbio de Broadview, en Chicago (EE.UU.) pero no lograron impedir la deportación de 29 indocumentados mexicanos.

Según informó la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) a Efe, la protesta, que duró casi tres horas, no impidió sus operaciones y 29 indocumentados de origen mexicano fueron expulsados del país tal y como estaba programado.

Unos 200 manifestantes llegaron temprano al centro, ubicado a unos 20 kilómetros de Chicago, y realizaron un ruidoso acto al son de tambores, con carteles, banderas y una imagen de la Virgen de Guadalupe, bajo el lema “Ni uno más” y “Dos millones son demasiados”, en referencia al número de deportaciones que se estima se han hecho durante el actual Gobierno.

La consigna era detener estas deportaciones mediante el bloqueo de los autobuses de Inmigración como muestra de que unidos pueden intentar impedir las expulsiones que se realizan a diario en todo el país.

“Si el presidente no detiene las deportaciones, nosotros lo haremos”, declaró Karen Picazo, cuya madre es indocumentada y está “amenazada de deportación”.

Por su parte, Yesenia Sánchez dijo en una entrevista con Efe que “la comunidad no puede seguir ignorando una realidad de dos millones de deportados”.

En la protesta, en la que varios activistas formaron una cadena humana y se acostaron en el pavimento para interrumpir el tránsito de vehículos, once manifestantes fueron detenidos sin resistencia por alterar el orden público.

A raíz de esta manifestación, ICE aseguró en su comunicado que mientras se analiza en el Congreso la posible aprobación de una ley migratoria siguen “comprometidos” el cumplimiento de su trabajo de manera “sensible y efectiva”, por la cual se da “prioridad a la deportación de criminales convictos y a otras amenazas a la seguridad pública”.

El riesgo de ser detenido por participar en un acto de desobediencia civil fue asumido de antemano por manifestantes como Imelda Salazar, que estaba preparada para “ser arrestada con tal de enviar un mensaje fuerte” al Gobierno y al Congreso.

La protesta se realizó como parte del Día Nacional contra las Deportaciones que se realiza en las principales ciudades del país desde el fin de semana.