Tráfico | T 76° H 85%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Fujimori recordó en carta cómo arrasó con candidatura de Vargas Llosa en 1990

WUNI News
04/08/2014 12:10 PM

Lima, 8 abr (EFE).- El expresidente peruano Alberto Fujimori, preso por una sentencia a 25 años de cárcel, recordó hoy, en una carta, cómo su candidatura arrasó, como un “tsunami”, al entonces favorito Mario Vargas Llosa en las elecciones presidenciales de 1990.

Fujimori calificó su entonces victoria electoral como un “tsunami para la reconstrucción del Perú”, pues “arrasó con todo, la izquierda, derecha y al ilustre escritor Dr. Vargas (Llosa) y su enorme edificio del Fredemo (la alianza Frente Democrático)”.

“Comprendo por qué no pueden perdonarme”, agregó el exmandatario en su carta publicada en Facebook y Twitter, en respuesta a recientes declaraciones del premio Nobel de Literatura.

Vargas Llosa declaró, la semana pasada, que si de él depende la hija del exmandatario “Keiko Fujimori no va a ser presidenta del Perú”, y su partido político va a desaparecer, poco a poco, como ha ocurrido con otros regímenes autoritarios.

Fujimori, condenado por abusos a los derechos humanos y delitos de corrupción, dijo que el equipo de campaña de Vargas Llosa se preguntaba “¿quién es ese chino?” y que arrasó “con todo, incluido los 25 o 30 millones de dólares que se habían gastado en su campaña”.

Rememoró que el 5 de abril de 1990 cerró su campaña electoral en la ciudad de Huancayo, durante un paro armado decretado por la banda subversiva Sendero Luminoso, pero que ningún canal de televisión lo transmitió porque “todos estaban digitados en favor de Vargas Llosa”.

En 1990, el terrorismo estaba en el pico de su actividad armada en Perú, mientras que el primer Gobierno de Alan García (1985-1990) dejaba el país sumido en la hiperinflación y el aislamiento financiero internacional.

Vargas Llosa anunció en su campaña que era imprescindible aplicar un “shock” o programa de ajuste para salir de la crisis inflacionaria y organizar las cuentas públicas, pero el partido de García atacó esa medida y anuló, entre otros motivos, la candidatura del literato.

Al ganar la presidencia en segunda vuelta, Fujimori aplicó la política del “shock”, aún más agresiva que la anunciada por Vargas Llosa, a pesar de haberlo negado en campaña.