Tráfico | T 72° H 93%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Diputados argentinos presentan un proyecto de ley para despenalizar el aborto

WUNI News
04/09/2014 5:11 PM
Actualizada: 04/10/2014 10:33 AM

Buenos Aires, 9 abr (EFE).- Diputados argentinos de diferentes bloques políticos presentaron hoy en el Congreso un proyecto de ley para la despenalización del aborto, una iniciativa que busca terminar con los elevados índices de mortalidad materna en el país y que fue llevada por primera vez al Parlamento en 2005.

El proyecto, que ha sido presentando en cinco ocasiones para ser debatido sin registrar avances, ha sido elaborado por 300 organizaciones reunidas en la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, y avalado por más de 60 firmas de legisladores de todo el arco parlamentario.

“Es una asignatura pendiente que tiene el Estado, un tema central y estratégico de salud pública”, indicó a los medios de comunicación Adela Segarra, diputada del oficialista Frente para la Victoria (FpV).

“El tema del aborto está en agenda. Creemos que se puede aprobar en los próximos dos años”, aseguró Cristina Zurutuza, integrante de la asociación que impulsa el proyecto.

Por contra, el jefe de Gabinete del Gobierno argentino, Jorge Capitanich, sostuvo hoy que el aborto no está en la agenda del Ejecutivo, que, aseguró, “ni promueve ni impulsa” su despenalización”, y afirmó que es una cuestión “que no le incumbe”.

“Es un tema sobre el que hay múltiples iniciativas y de todo tipo en el Congreso”, se limitó a señalar en rueda de prensa Capitanich.

El proyecto presentado busca permitir el aborto durante las primeras doce semanas de gestación -no más, según fundamentos médicos-, y el acceso a la práctica gratuita de la intervención médica en el sistema de salud público y privado, sin autorización judicial previa.

Establece, asimismo, que se podría interrumpir el proceso de gestación si el embarazo fuese producto de una violación, si estuviera en riesgo la salud de la madre, o si existiesen malformaciones fetales graves.

La iniciativa promueve además una fuerte intervención del Estado, que va más allá de su propuesta legislativa y que se resume en el lema “Educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal para no morir”.

“Es una de las asignaturas pendientes de estos 30 años de democracia. Un derecho humano fundamental”, afirmó el diputado de la opositora Unión Cívica Radical (UCR) Manuel Garrido.

Aunque el aborto está prohibido por ley en Argentina, salvo en casos de peligro para la vida o la salud de la madre, violación o abuso a una mujer discapacitada, según cifras oficiales se registran alrededor de 500.000 interrupciones voluntarias del embarazo cada año.

La presidenta argentina, Cristina Fernández, no se ha pronunciado nunca públicamente sobre este asunto, pero hace cuatro años frenó una resolución que permitía a los médicos interrumpir embarazos producto de violación sin necesidad de intervención judicial.

Las leyes argentinas aceptan el aborto en los supuestos de violación probada, peligro para la vida o incapacidad mental, pero estos casos deben dirimirse en los tribunales.