Tráfico | T 34° H 61%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

El alcalde de Barcelona elogia las transformaciones de Medellín y Río de Janeiro

WUNI News
04/10/2014 1:21 PM

Río de Janeiro, 10 abr (EFE).- El alcalde de Barcelona, Xavier Trias, elogió hoy las profundas transformaciones impulsadas en los últimos años por las ciudades de Medellín (Colombia) y de Río de Janeiro (Brasil), de las que dijo que lograron hacer frente a graves problemas sociales y convertirse en líderes en nuevas tecnologías.

El alcalde se refirió especialmente a los proyectos impulsados por ambas ciudades para integrar antiguas barriadas pobres que eran controladas por bandas de pistoleros y por la violencia, a las que han llevado no sólo seguridad sino también servicios.

“Es algo bonito que se pueda hacer una revolución, una transformación tan importante. Son ciudades capaces de hacer un gran cambio sin trasladar a la gente, gracias a que tienen una voluntad de transformación social muy importante”, afirmó al indicar que las obras beneficiaron directamente a las barriadas pobres, ya que sus habitantes no fueron trasladados a otras zonas de la ciudad.

Trias hizo este viernes un balance del viaje de cerca de diez días que lo llevó por Miami, Medellín, Bogotá y Río de Janeiro tras visitar una de las favelas cariocas beneficiadas por la llamada política de “pacificación”.

“A Barcelona le interesa tener una colaboración muy estrecha con ciudades como ésta, ciudades que son punteras en nuevas tecnologías pero que al mismo tiempo tienen muy claro que la sensibilidad social es lo que hace que progresen las sociedades”, aseguró en declaraciones a Efe al referirse a los exitosos proyectos sociales de Medellín y Río de Janeiro.

Agregó que tras su viaja a Miami, en donde pudo ver un mundo totalmente diferente, con gran capacidad de inversión y empresas de tecnología avanzada, visitó ciudades que pasaron por profundas transformaciones y con las que Barcelona puede colaborar.

“Visitamos Medellín y Río de Janeiro que son ciudades con problemas sociales muy importantes pero que son ejemplo por lo que han hecho para transformar las condiciones de vida de sus poblaciones”, afirmó.

El alcalde barcelonés destacó principalmente las transformaciones que pudo ver en las favelas Chapeu Mangueira y Morro de Babilonia, una barriada incrustada en el turístico barrio de Copacabana, a pocos metros de una de las playas más famosas del mundo, que durante décadas fue controlada por bandas de narcotraficantes.

La delegación catalana asistió a una explicación sobre la política que ha permitido a las autoridades de Río de Janeiro instalar puestos permanentes de policía conocidos como Unidades de Policía Pacificadora (UPP) en 38 favelas que carecían de la presencia del Estado.

El proyecto, que Río de Janeiro pretende extender a todas las favelas antes de los Juegos Olímpicos que organizará en 2016, permitió no sólo llevar servicios públicos y obras de infraestructura a barriadas antes olvidadas, sino reducir significativamente los índices de violencia.

“Esta es una ciudad extraordinaria que tiene una oportunidad única como es organizar un Mundial de fútbol (2014) y unos Juegos Olímpicos. Es una ciudad que no sólo se ocupa de hacer estas cosas y de hacerlas muy bien, como también de hacer una transformación social”, afirmó.

“Al visitar estas favelas podemos ver la capacidad de transformación, de instalar equipamientos, comunicación… de generar movilidad. Es un ejemplo de progreso social y de progreso de futuro”, agregó.

Según Trias, sería inconcebible que Río de Janeiro desaprovechase las oportunidades generadas por los grandes eventos deportivos y no impulsase las transformaciones que necesitaba la población más pobre.

El alcalde agregó que, como en los demás viajes al exterior, aprovechó el que concluyó hoy para promover Cataluña y a las empresas catalanas que pueden ofrecer servicios en estas ciudades, principalmente en el área de arquitectura y urbanismo.

Según dijo, todas las ciudades que visitó manifestaron interés en colaborar con Barcelona en el desarrollo de los proyectos de “ciudades inteligentes” y reconocieron la condición de la capital de Cataluña como una de las ciudades más innovadoras del mundo.