Tráfico | T 46° H 71%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Panamá está rezagada en implementación de medidas para responder al VIH

WUNI News
04/10/2014 3:12 PM

Panamá, 10 abr (EFE).- Panamá es uno de los países de Latinoamérica que está rezagado en la implementación de medidas para responder a la pandemia ocasionada por el VIH entre jóvenes y adolescentes latinoamericanos, informaron hoy representantes de la Coalición Panameña para la Educación Integral en Sexualidad (EIS).

El compromiso fue adquirido por 19 países de la región en 2008 en México, tras la firma de la Declaración Ministerial “Prevenir con Educación” (DM), en el marco de la Conferencia Internacional sobre el Sida, indicó en una conferencia de prensa Juana Cooke, directora ejecutiva de la Asociación Panameña de Planificación Familiar (Aplafa), miembro de la Coalición.

Cooke dijo que Panamá está en la posición número 14, con un grado de avance del 40 % en el porcentaje general, siendo los cinco primeros: Cuba (99 %), Ecuador (86 %), Argentina (82 %), Costa Rica (89 %) y Colombia (79 %), según el informe presentado en 2012 por un grupo de organizaciones no gubernamentales, entre ellas, la Coalición Mesoamericana para la Educación Integral en Sexualidad, a la que pertenece EIS.

Cooke precisó que el documento, el tercero que se publica desde que se suscribió el acuerdo, es un instrumento utilizado para medir los avances que en esa materia registran los ministerios de Salud y Educación, entidades a los que se les entregó la responsabilidad de darle seguimiento a la Declaración Ministerial con acciones de prevención.

En ese sentido, explicó que el Ministerio de Salud de Panamá (Minsa) presentó avances del 60 %, con la provisión de servicios de salud sexual y reproductiva integrales, destinados exclusivamente a jóvenes.

Mientras, el Ministerio de Educación solo reportó avances del 28 %, en lo referente a la inclusión de criterios de educación integral en sexualidad, tanto en el currículo como en los materiales didácticos, así como en la implementación de programas de capacitación para todos los niveles en todo el país.

Sin embargo, resaltó que a pesar de la baja gestión que registró el Ministerio de Educación, el 19 % del total presentado se dio en 2012, mientras que el 60 % que registró el Minsa fue entre 2008 y el 2011.

“La declaración está basada en los Objetivos del Desarrollo del Milenio y si tomamos en cuenta que estos deben cumplirse el próximo año, entonces estamos muy lejos de cumplirlos”, añadió.

El informe de 2012 precisa que en Panamá no existen partidas presupuestarias en ninguno de los dos ministerios para la implementación de la declaración, ni una campaña en los medios de comunicación sobre educación sexual o un convenio intersectorial de colaboración entre ambas dependencias.

Según el documento, debe establecerse un “firme compromiso” entre todas las instituciones involucradas con el tema para la implementación de la declaración, principalmente en lo que se refiere a la legislación nacional y los compromisos internacionales.

De igual forma, se le recomienda al Ministerio de Educación suplantar los enfoques “exclusivamente” biológicos y fisiológicos de la educación sexual y sustituirlos por un currículo basado en la educación integral en sexualidad, basado en evidencias científicas, género y derechos humanos.

También que se asignen “recursos humanos y económicos” para que la declaración sea implementada y que, junto al Ministerio de Salud, aúnen esfuerzos para “mejorar las acciones hacia la población adolescente y joven en Panamá”.

En cuanto al Minsa, se le instó a que impulse y promueva servicios de salud “amigables” en todas sus instalaciones, a fin de mejorar la calidad de vida de los jóvenes y que concrete la iniciativa de elaboración del presupuesto por programas, con el objeto de que cada entidad de ese ministerio cuente con los recursos para su seguimiento efectivo.

Etiquetas