Tráfico | T 80° H 76%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Correa rechaza la “intromisión” de senadores de EE.UU. en asuntos de Ecuador

WUNI News
04/11/2014 4:03 PM
Actualizada: 04/12/2014 2:02 AM

Nueva York, 11 abr (EFE).- El presidente de Ecuador, Rafael Correa, rechazó hoy en Nueva York lo que calificó de “intromisión” de senadores estadounidenses en asuntos de política ecuatoriana y pidió respeto mutuo como requisito para mejorar las relaciones bilaterales.

“Tenemos que respetarnos mutuamente”, dijo el gobernante, quien esta semana visita EE.UU. en un viaje académico, orientado a promover la “economía del conocimiento” que impulsa el Gobierno ecuatoriano y, por tanto, sin agenda política.

Correa se refirió a una carta en la que ocho senadores demócratas y republicanos le sugirieron que “fortalezca el respeto de su Gobierno a los principios democráticos” y a la oposición, y cese en sus esfuerzos por socavar a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), organismo autónomo de la OEA con sede en Washington.

Expresaron preocupación por la condena a prisión de varios opositores al Gobierno de Correa y por el enfriamiento de las relaciones bilaterales entre los dos países.

La carta, rubricada por el presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado de EE.UU., el demócrata Robert Menéndez, cuenta con el apoyo de los republicanos -también miembros del comité- Marco Rubio, Mark Kirk, James Inhofe y John Cornyn; además de los demócratas Richard Durbin, Timothy Kaine y Patrick Leahy.

Los asambleístas del movimiento oficialista ecuatoriano Alianza País (AP), que lidera Correa, respondieron en otra carta a las afirmaciones de los senadores estadounidenses que tacharon de “falsas”.

“Expresamos nuestro rechazo frontal a la injerencia por ustedes manifestada en asuntos que no son de su incumbencia”, dijeron en su misiva los legisladores ecuatorianos a sus pares estadounidenses.

El jefe del Estado ecuatoriano, en esa misma línea, preguntó hoy qué ocurriría si hubieran sido los congresistas ecuatorianos quienes hubieran pedido al presidente estadounidense, Barak Obama “que cumpla con la democracia” y agregó que eso sería una “falta de respeto”.

“Esas cosas son las que rechazamos”, indicó al referirse a lo que consideró contradicciones de EE.UU. en materia de política internacional y de derechos humanos, como la existencia de la pena de muerte, el uso de aviones no tripulados y el espionaje por parte de ese país.

Y agregó que lo que los senadores “están viendo en Ecuador deberían tal vez buscarlo al interior de su país”.

El envío de la carta de los senadores se conoció en momentos en que el Gobierno ecuatoriano espera la visita del secretario de Estado norteamericano, John Kerry.

El Gobierno ecuatoriano reclama a EE.UU. explicaciones acerca de una información de prensa que advertía de la supuesta participación de la CIA en un ataque armado colombiano en marzo de 2008 contra una base ilegal de la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en territorio ecuatoriano.

Además, el canciller Ricardo Patiño pidió explicaciones sobre la presencia de un grupo militar estadounidense, de medio centenar de efectivos, en la embajada de Quito y a las órdenes del Comando Sur del Ejército de ese país.

La reunión con Kerry, para la que no hay fecha todavía, será “a nivel de cancilleres, dijo Correa, quien, no obstante, señaló que “obviamente será un gusto conocerle”.

Tras reiterar que la carta de los senadores estadounidenses le parece “una intromisión grosera” en la soberanía del país que “ellos jamás aceptarían”, el mandatario expresó su deseo de que las relaciones mejoren por medio del conocimiento y el respeto mutuo entre ambos gobiernos.

Correa abordó también otros aspectos de la relación bilateral entre Ecuador y EE.UU., como la extradición de los hermanos William y Roberto Isaías, dos exbanqueros reclamados en el país sudamericano por delitos financieros, y dijo que “todo está hecho para que sean extraditados”, por lo que solo resta la decisión estadounidense.

El gobernante, por otro lado, se refirió a las relaciones comerciales con EE.UU. y negó que se haya relegado al mercado norteamericano, ya que sigue siendo muy importante para Ecuador.

Recordó que hace algunos años EE.UU. recibía el 60 % de las exportaciones ecuatorianas, lo cual “era muy riesgoso”, y en la actualidad están en torno al 30 %, según una tendencia que comenzó antes de su llegada al Gobierno.

Jesús Sanchis Moscardó

Etiquetas