Tráfico | T 29° H 86%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

El ministro de Finanzas de Ucrania pide en Washington sanciones más duras contra Rusia

WUNI News
04/11/2014 2:05 AM
Actualizada: 04/11/2014 5:50 AM

Washington, 10 abr (EFE).- El ministro de Finanzas de Ucrania, Oleksandr Shlapak, pidió hoy sanciones más duras contra Moscú por la anexión de Crimea y dijo que Rusia “se ríe” de las medidas aprobadas por Estados Unidos y Europa.

“Estoy personalmente muy decepcionado”, dijo Shlapak la noche del jueves en una rueda de prensa en la embajada ucraniana en Washington, en referencia al comunicado emitido hoy por los ministros de Finanzas del Grupo de los Siete (G7) reunidos en la capital de EE.UU., y que no hace alusión a sanciones adicionales.

Añadió que, en su opinión, “las sanciones son inadecuadas y no son apropiadas para la actual situación (…) Esperamos sanciones severas contra Rusia, el agresor”.

Shlapak compareció ante los medios junto con el gobernador del Banco Nacional de Ucrania, Stepan Kubiv.

“Permítanme que les recuerde que varios países prometieron en el Memorando de Budapest la preservación de la integridad territorial de Ucrania”, afirmó Shlapak, quien destacó que Estados Unidos, al igual que Rusia, es uno de los países firmantes.

“Y ahora una parte considerable del territorio ucraniano está ocupado”, añadió Shlapak, quien subrayó que “los rusos simplemente se están riendo de las sanciones introducidas por EE.UU. y Europa”, que incluyen congelación de activos y prohibición de visados de viaje a Occidente para los rusos sancionados.

“Rusia viola ahora las leyes ucranianas, mañana violará las de otros países”, alertó Kubiv.

El G7 abordó esta noche durante una reunión informal en Washington las necesidades de financiación de Ucrania y la respuesta a la crisis pero no hizo mención a posibles sanciones adicionales.

“Las conversaciones cubrieron los principales y más recientes eventos en la economía global”, dijo el G7 en un breve comunicado, que apunta que también se habló de “la situación en Ucrania, sus necesidades de financiación y la respuesta internacional”.

El G7, que se da cita en Washington en el marco de la reunión conjunta de medio año del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM), está integrado por EE.UU., Canadá, Japón, Italia, Gran Bretaña, Alemania y Francia.

El presidente ruso, Vladímir Putin, ha amenazado con interrumpir el suministro de petróleo y gas natural a Europa si Occidente refuerza las sanciones contra su país.

La situación en Ucrania es uno de los temas destacados en la reunión del FMI en Washington.

El secretario del Tesoro de EE.UU., Jack Lew, dijo este jueves que su país está preparado para “imponer sanciones adicionales” a Rusia.

Lew afirmó que la “actual ocupación” de Rusia de Crimea es “ilegal e ilegítima” y subrayó que EE.UU. está preparado para imponer sanciones adicionales significativas si Moscú continúa con su “escalada”.

En un comunicado remitido por su oficina tras el encuentro de Lew con su homólogo ruso, Anton Siluanov, el titular del Tesoro agregó que EE.UU. continúa creyendo en la “oportunidad de resolver la crisis a través de la diplomacia”.

Mientras tanto, el presidente estadounidense, Barack Obama, dijo este jueves, durante una conversación telefónica con la canciller alemana, Angela Merkel, que EE.UU., la Unión Europea y sus socios internacionales “necesitan estar preparados” para imponer nuevas sanciones a Rusia si la crisis en Ucrania se agrava.

Ambos líderes “conversaron sobre la preocupante situación en el este de Ucrania, donde los separatistas pro-rusos, aparentemente con el apoyo de Moscú, continúan una campaña orquestada de provocación y sabotaje para debilitar y desestabilizar el Estado ucraniano”, informó este jueves la Casa Blanca en un comunicado.

Obama y Merkel instaron a Rusia a retirar sus tropas de la frontera ucraniana y destacaron los “esfuerzos” de Ucrania para dar pasos hacia una reforma constitucional y elecciones democráticas.

Por su parte, la directora gerente del FMI, Christine Lagarde, dijo hoy que prevé que el programa de ayuda a Ucrania esté listo para “finales de abril o comienzos de mayo”.

La asistencia del Fondo será de entre 14.000 y 18.000 millones de dólares.

Shlapak aseguró que Ucrania ha satisfecho todas las condiciones para recibir el primer tramo de la ayuda.

“Estamos aquí para hablar en términos más específicos sobre el momento y las condiciones del respaldo” internacional, afirmó.

Se espera que la luz verde del FMI abra la puerta a préstamos adicionales al país, que alcanzarían un monto total de 27.000 millones de dólares.

Shlapak afirmó que el Gobierno ucraniano ha cumplido 13 condiciones del FMI para recibir el dinero, incluidas las referidas con política monetaria, requisitos de liquidez, pruebas de resistencia y recapitalización bancaria.

Tanto Kubiv como Shlapak aseguraron que el primer tramo de la ayuda no se usará para repagar deudas a Rusia, que según Moscú alcanzan los 2.200 millones de dólares por el suministro de gas natural.