Tráfico | T 51° H 92%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

El presidente por diez años del Supremo de Puerto Rico deja su cargo

WUNI News
04/12/2014 1:01 PM

San Juan, 12 abr (EFEUSA).- El juez Federico Hernández Denton deja hoy la presidencia del Tribunal Supremo de Puerto Rico, un puesto que ha ocupado durante diez de los casi treinta que ha dedicado a esa institución.

En una reciente entrevista radiofónica, confesó que una de las decisiones judiciales que cambiaría fue la de no permitir a una persona que cambió de sexo reflejar ese cambio en su certificado de nacimiento y lamentó no haber encontrado una solución creativa satisfactoria.

“Ese es un caso que a mí siempre me conmovió, me perturba”, reconoció a la cadena WKAQ esta semana el jurista, que abandona el cargo por mandato constitucional al cumplir hoy 70 años, para ser sustituido por Liana Foil Matta, la segunda mujer que presidirá el Supremo de Puerto Rico.

“Ingresé al Tribunal Supremo junto con la primera mujer en convertirse en jueza asociada, Miriam Naveira Merly. Fueron tiempos de cambio, para la institución como para mí. Sabía que la encomienda requería mi entrega absoluta, que la prudencia y la rectitud tenían que ser los principios rectores de mis actuaciones y que mi sentido más importante sería el de la justicia”, dijo en la ceremonia de despedida.

Entre los proyectos que deja abiertos en su lucha por lograr una mayor equidad en el acceso a la Justicia destacan la ampliación regional de las cortes de drogas, la creación de salas específicas para violencia doméstica y para salud mental, la integración de las salas de familia y menores y la implantación de un protocolo para la atención de personas sin hogar.

La presidencia de Hernández Denton será recordada, entre muchas otras cosas, por la apertura de los procesos judiciales de la isla a los medios de comunicación.

En unión a las organizaciones de profesionales de la prensa desarrolló y puso en función el protocolo para facilitar el acceso de la prensa a los tribunales de Puerto Rico y el acceso a la información sobre los procesos judiciales, documento que ha sido reconocido internacionalmente como una buena práctica y servido de modelo para otros poderes judiciales.

Bajo su presidencia el Supremo dio un paso trascendental al acceder al persistente reclamo de permitir el acceso de las cámaras a los procesos judiciales, así como autorizar a los periodistas el uso de dispositivos para transmitir información en tiempo real desde dentro de las salas.

Entre los actos de despedida organizados esta semana, Hernández Denton recibió la condecoración Encomienda de Número de la Orden de Isabel la Católica, de parte del rey de España, Juan Carlos I, por su trayectoria y aportaciones al derecho puertorriqueño e iberoamericano a través de sus años en el Tribunal Supremo.

La condecoración fue presentada el pasado jueves por el cónsul de España en Puerto Rico, Eduardo Garrigues López, en una ceremonia celebrada en la Biblioteca del Tribunal Supremo, en San Juan.

El cónsul destacó las gestiones y aportaciones de Hernández Denton en favor de que Puerto Rico tenga un papel protagónico en los organismos internacionales del derecho como la Cumbre Judicial Iberoamericana, el Consejo Judicial Centroamericano, la Comisión Iberoamericana de Ética Judicial el Conference of Chief Justices y la National Conference of State Courts, entre otros.

La Orden de Isabel la Católica fue instituida por el Rey Fernando VII (1784-1833), en 1815, en memoria de la Reina a cuya ideología y colaboración se debió el descubrimiento de América, para premiar la lealtad y los méritos contraídos en favor de la prosperidad de aquellos territorios.

A partir de ahora, Liana Fiol Matta ocupará su cargo, para ser la segunda mujer que preside el Tribunal Supremo de Puerto Rico, según lo anunció el viernes el gobernador Alejandro García Padilla.

Considerada liberal, Fiol Matta estudió en la Universidad de Puerto Rico e hizo una maestría y el doctorado en Derecho en la de Columbia (Nueva York).

Luego trabajó en varias universidades puertorriqueñas y diversas agencias gubernamentales. Tras cerca de una década en el Tribunal de Apelaciones, en 2004 se incorporó como jueza asociada al Supremo.

“Es una de las principales y más productivas juristas de nuestro país; un modelo para abogados y abogadas que ejercen su profesión con integridad y aman el servicio al país”, dijo García Padilla al anunciar el nombramiento de una mujer que, entre otras facetas, forma parte desde hace años de la Coral Filarmónica de Puerto Rico.