Tráfico | T 77° H 82%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

El vehículo submarino aborta su primera misión en busca del avión desaparecido

WUNI News
04/14/2014 11:58 PM
Actualizada: 04/15/2014 3:32 AM

Sídney (Australia), 15 abr (EFE).- El vehículo submarino autónomo Bluefin-21 abortó su primera misión de búsqueda del avión malasio desaparecido en el océano Índico tras seis horas bajo el agua y alcanzar aguas más profundas que su límite de maniobra, informó hoy el Centro de Coordinación de Agencias Conjuntas.

El mini-submarino, que viaja a bordo del buque australiano Ocean Shield, fue desplegado la pasada noche para cartografiar durante 24 horas parte del fondo marino a unos 4.500 metros de profundidad.

No obstante, a falta de 18 horas para completar su misión el vehículo automáticamente regresó a superficie tras sobrepasar el límite de profundidad para el que está programado.

El primer cometido del Bluefin-21 se centró en un área de 40 kilómetros cuadrados donde se piensa que terminó la aeronave.

Las informaciones y datos obtenidos por el aparato están siendo analizadas por los expertos, apunta el organismo australiano en un comunicado.

Se espera que el Bluefin-21 vuelva a sumergirse durante esta jornada cuando las condiciones meteorológicas sean óptimas.

Tras más de una semana sin captar señales acústicas, que se piensa procedían de las cajas negras del avión, las autoridades optaron ayer por iniciar las misiones submarinas.

Las autoridades indicaron que a partir del análisis de las primeras misiones se irán fijando otros posibles lugares para la búsqueda de la aeronave.

Además durante esta jornada, nueve aviones militares, dos civiles y once buques rastrean una zona que se expandió hasta los 62.063 kilómetros cuadrados, a 2.170 kilómetros al noroeste de Perth, en busca de partes de fuselaje del avión.

El jefe de centro de búsqueda indicó que el buque Ocean Shield encontró el domingo un mancha de aceite que se está analizando para determinar si pertenece o no al aparato de Malaysia Airlines.

El Ocean Shield, también, transporta a bordo un localizador de cajas negras que detectó el martes de la semana pasada las dos últimas señales, de las cuatro captadas en total, que suponen “la mejor pista” para encontrar el avión.

El vuelo MH370 despegó de Kuala Lumpur con 239 personas a bordo rumbo a Pekín en la madrugada del 8 de marzo y desapareció de los radares civiles de Malasia unos 40 minutos después de despegar.

Viajaban a bordo 153 chinos, 50 malasios, siete indonesios, seis australianos, cinco indios, cuatro franceses, tres estadounidenses, dos neozelandeses, dos ucranianos, dos canadienses, un ruso, un holandés, un taiwanés y dos iraníes que utilizaron los pasaportes robados a un italiano y un austríaco.