Tráfico | T 41° H 93%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

La derecha opositora rechaza la reforma tributaria en Chile pero no puede vetarla

WUNI News
04/15/2014 1:52 PM

Santiago de Chile, 15 abr (EFE).- La Unión Demócrata Independiente (UDI), el partido chileno ultraconservador de la oposición, anunció hoy que votará en contra de la reforma tributaria que impulsa el Gobierno de Michelle Bachelet, aunque no logrará obstruirlo debido a que su postura es minoritaria en el Congreso.

El presidente de la UDI, Patricio Melero, dijo que rechazarán la admisión a trámite del proyecto, ya que desconocen “cómo ese dinero se va a gastar”.

“Vamos a votar en contra en general a esta reforma porque con nuestro voto no queremos avalar un alza de impuestos que va a perjudicar el crecimiento económico de este país, el empleo y los salarios”, precisó el dirigente.

La reforma tributaria, que persigue elevar los impuestos de las grandes empresas del 20 al 25 % en cuatro años, es uno de los tres pilares del programa de Gobierno de Bachelet.

Con ese alza de tributos, que estará complementada también con medidas contra la evasión y la elusión, se espera recaudar unos 8.200 millones de dólares que se destinarán a un gran cambio en la educación chilena, al otorgar gratuidad a todos sus niveles y mejorar su calidad.

El proyecto de ley requiere de una mayoría simple para ser aprobado por el Congreso, donde la Nueva Mayoría, la coalición de centroizquierda que respalda a Bachelet, tiene mayoría en ambas cámaras.

“Hasta el día de hoy no logramos conocer cuál es la reforma educacional (…) no nos dejan otro camino, el diálogo ha sido difícil, el tiempo escaso y los argumentos a favor de ella son febles (débiles), por eso es que vamos a votar en contra en general de este proyecto”, precisó Melero.

“Creemos que el mecanismo de subir los impuestos no es adecuado, por la vía del desarrollo económico del país también se puede alcanzar esta meta”, añadió.

La UDI sufrió una fuerte baja de su representación en el Congreso tras las elecciones parlamentarias de noviembre pasado, donde perdió muchos diputados y dos cupos clave en el Senado, en representación de Santiago, a manos de su propio aliado, el también opositor Renovación Nacional (RN).

El Gobierno espera que el proyecto de reforma tributaria sea aprobado por la Cámara de Diputados antes del 21 de mayo, fecha en la que Bachelet debe rendir su primera cuenta pública a la nación en la sede del Congreso.

La mandataria, por su parte, salió en defensa de la iniciativa, al considerar que se trata de una medida “justa”.

“La reforma es justa, no es sólo recaudar, queremos hacer equidad tributaria, no puede ser que un jefe pague menos impuestos que su secretaria”, declaró hoy la mandataria en una entrevista con Radio Cooperativa.

“Hay mucha cosa distractiva en este tema. Hay mucha elusión y evasión que ha aumentado en los últimos cuatro años, la que queremos reducir y eso estamos buscando”, agregó.

No obstante, Bachelet se ha mostrado abierta a hacer algunos cambios al proyecto, que incluye además aumentos en impuestos específicos, como el que se aplica a los licores, para lo cual el Gobierno enviará algunas modificaciones.

“Le he planteado al ministro (de Hacienda) que si hay algunas cosas atendibles, si alguna de las medidas pudiera afectar a un sector (…) hoy día vamos a ingresar algunas indicaciones que nos han hecho sentido”, precisó.