Tráfico | T 66° H 65%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

La FIA desestima la apelación de Red Bull y mantiene la sanción a Ricciardo

WUNI News
04/15/2014 7:16 AM
Actualizada: 04/15/2014 5:42 AM

París, 14 abr (EFE).- La Federación Internacional de Automovilismo (FIA) rechazó hoy la apelación de la escudería Red Bull para que se retirase la descalificación de Daniel Ricciardo del segundo puesto del pasado Gran Premio de Australia y mantuvo la sanción al piloto australiano.

“Tras haber escuchado a las partes y examinado sus presentaciones, la Corte (de Apelación) ha decidido mantener la decisión” de excluir el coche de Ricciardo de los resultados de ese Gran Premio, indicó la FIA en un comunicado.

La decisión de la FIA deja la clasificación provisional del campeonato con Ricciardo en décima posición, con 12 puntos tras hacer cuarto el Gran Premio de Bahrein.

La escudería Red Bull queda en cuarta plaza en la lucha por el título de constructores.

La FIA, que no aumentó la sanción a Red Bull como pedía Mercedes, indicó que publicará la decisión pormenorizada “al final de esta semana”.

Ricciardo fue descalificado tras cruzar la meta en segunda posición en ese Gran Premio, el primero de la temporada, disputado el pasado 16 de marzo, por detrás del alemán Nico Rosberg (Mercedes).

Los comisarios de carrera de la FIA indicaron que el indicador de flujo de combustible instalado en cada monoplaza mostraba que el del australiano superó un caudal de 100 kilos por hora, límite impuesto esta temporada para reducir la potencia de los coches.

La decisión de ese organismo, con sede en París, llegó después de que ayer Red Bull argumentara que en Melbourne hubo un error en el dispositivo de medición del flujo de combustible de su monoplaza, que proporciona la FIA.

Ante la Corte de Apelación, formada por cinco jueces, el director técnico de Red Bull, Adrian Newey, aseguró que el coche no superó esa barrera y que hubo un problema en el detector de la FIA.

Los comisarios también aplicaron la circunstancia agravante de que el equipo no atendió a los avisos que le enviaron de que estaba superando el límite de flujo de combustible.

Newey señaló que trataron de hacerlo, pero eso les reducía el ritmo y sus propios indicadores señalaban que el flujo estaba por debajo de lo autorizado.