Tráfico | T 82° H 65% | Powered by Yahoo! Weather

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Candidatos panameños coinciden en propuestas en debate salpicado por ataques

WUNI News
04/16/2014 10:00 PM
Actualizada: 04/17/2014 1:00 AM

Panamá, 16 abr (EFE).- Los siete candidatos a la Presidencia de Panamá coincidieron hoy en promover una lucha firme contra la delincuencia y la corrupción, así como la mejora de la educación y de la producción nacional mediante más inversión, durante un debate nacional no exento de ataques personales y momentos de tensión.

En el debate, el último nacional antes de los comicios del próximo 4 de mayo, participaron José Domingo Arias, abanderado del gobernante Cambio Democrático (CD); Juan Carlos Navarro y Juan Carlos Varela, de los opositores Partido Revolucionario Democrático (PRD) y Partido Panameñista, respectivamente.

Esos tres son los candidatos con mayor opción de triunfo, con Arias como líder de la intención de voto según la mayoría de los sondeos, que también ubican a Navarro y Varela en segundo y tercer lugar, respectivamente, aunque los tres con una distancia que se ha achicado progresivamente.

Con una intención de voto marginal aparecen el candidato del partido Frente Amplio por la Democracia (FAD-izquierda), Genaro López, y los tres independientes, Juan Jované, Esteban Rodríguez y Gerardo Barroso.

Durante sus intervenciones, caracterizadas por generalidades sobre los temas establecidos en el debate -economía, seguridad, corrupción y educación- los aspirantes a dirigir Panamá durante el período 2014-2019 aprovecharon para lanzarse algunos ataques.

Esa situación provocó abucheos o aplausos de parte de la audiencia reunida por invitación de los organizadores, los rectores de la estatal Universidad de Panamá y la Comisión de Justicia y Paz, en un domo de esa casa de estudios en la capital panameña.

El punto más álgido del debate se registró cuando los organizadores apagaron el micrófono de Barroso, quien durante su intervención por el tema de la corrupción increpó a Varela por las versiones de prensa que intentan vincularlo con una investigación de lavado de dinero en Estados Unidos.

Uno de los moderadores recordó a los candidatos que se había “comprometido a no atacarse”, mientras que pidió al público respetar el derecho de palabra de los políticos.

Varela, actual vicepresidente de Panamá, ha negado las versiones que pretenden vincularlo con lavado de dinero y las ha supeditado a la campaña sucia que, insistió esta noche, promueve en su contra el aspirante presidencial oficialista.

Arias volvió a rechazar que tenga que ver con algún movimiento contra Varela y lamentó que haya “disminuido el nivel del debate” presidencial, que duró unas dos horas y fue transmitido en cadena por la televisión local.

En el tema económico, los candidatos coincidieron en que la especulación es la principal causa de los altos precios de los alimentos, por lo que casi en coro prometieron meter en cintura a los intermediarios.

Varela insistió en un control de precios de emergencia “enfocado al especulador”, Arias propuso que “haya cero intermediarios”, Navarro planteó que se garantice a los productores la compra de su cosecha, y López revisar los tratados de libre comercio porque los los productores nacionales “no pueden competir con trasnacionales”.

En materia de seguridad, hablaron de la educación como el principal mecanismo de prevención de la delincuencia, de programas de reinserción de los jóvenes, y la promoción de policías comunitarias, aunque sin dejar de lado la necesidad de “mano dura” o “mano firme” contra los hampones.

En el tema de la corrupción, los candidatos también generalizaron con propuestas como dar más independencia al sistema judicial y cambiar el sistema de elección de cargos como los magistrados de la Corte Suprema, ahora designados por el presidente del país.

El candidato del FAD propuso una Asamblea Constituyente Originaria “para cambiar la forma en que se eligen al contralor, procurador, magistrados”, y Jované habló de “mano muy dura con el crimen organizado que se ha tomado el Estado panameño”.

Los abanderados presidenciales también coincidieron en proponer más inversión y tecnología para la educación, ampliar las becas al nivel universitario, que se dé prioridad a la enseñanza del inglés y se mejore la preparación y condición de trabajo de los maestros.

Más de 2,4 millones de panameños han sido convocados a las urnas para elegir el 4 de mayo, además del presidente y vicepresidente, a 71 diputados de la Asamblea Nacional y otros varios centenares de cargos públicos.