Tráfico | T 70° H 68% | Powered by Yahoo! Weather

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Investigan un amplio derrame de diesel en la reserva estuaria de Puerto Rico

WUNI News
04/16/2014 2:31 PM

San Juan, 16 abr (EFE).- Las autoridades puertorriqueñas, en colaboración con la guardia costera estadounidense, investigan un “considerable” derrame de diesel en la Laguna del Condado, en pleno corazón de San Juan y parte de la reserva estuaria de Puerto Rico.

El director ejecutivo del Programa del Estuario de la Bahía de San Juan (PEBSJ), Javier Laureano, explicó hoy a Efe que el derrame se detectó anoche, después de que residentes del área alertaran de un fuerte olor a gasolina en la laguna.

El PEBSJ en colaboración con miembros de la Junta de Calidad Ambiental de Puerto Rico, el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales, la Guardia Costera de EE.UU. y la Alcaldía de San Juan investigan el origen del derrame.

“No sabemos con exactitud la cantidad de diesel que se derramó, pero fue una cantidad significativa, porque el olor era muy potente”, afirmó Laureano.

Indicó que la Guardia Costera estudia el grado de contaminación de las aguas de la laguna, que se encuentra en pleno corazón de la capital puertorriqueña, y confirmó que por el momento no se han encontrado animales muertos a causa del vertido.

“Agradecemos el arduo trabajo del DRNA, la JCA y el Municipio de San Juan para contener el combustible e identificar al responsable de este vertido, para asegurarnos de que sucesos lamentables como este no vuelvan a ocurrir”, dijo.

Agregó que las autoridades están absorbiendo el combustible por medio de equipos especiales para controlar la salida de diesel hacia la laguna, que integra una de las pocas reservas naturales caribeñas dentro de un área urbana.

“La laguna tiene un nivel de disolución bien alto, que ayuda a disipar rápidamente los contaminantes”, dijo Laureano, quien aseguró que en los más de diez años que lleva dirigiendo el PEBSJ nunca había visto una derrame tan abundante en la laguna.

Laureano aconsejó a que las compañías que ofrecen servicios de kayaks y de “stand-up paddle” (SUP) -tabla con remo- interrumpieran el alquiler de material, aunque Efe comprobó que esta mañana había gente practicando esos deportes en la laguna.

La Laguna de Condado, que se convirtió en reserva estuaria el pasado diciembre junto al resto de la cuenca de la Bahía de San Juan, es objeto de grandes esfuerzos de limpieza y mantenimiento para evitar su polución.

El Estuario de la Bahía de San Juan, un sistema de caños, canales y lagunas que rodea la capital puertorriqueña, está considerado uno de los ecosistemas más ricos del Caribe.

De hecho, la Laguna del Condado es el cuerpo de agua con mayor diversidad de flora y fauna de ese amplio estuario y en el están representados todos los ecosistemas tropicales, incluidos los manglares, las praderas de yerbas marinas, las playas arenosas y los arrecifes de coral.

Con una profundidad media de diez pies (unos tres metros), esta laguna está poblada por pelícanos y esporádicamente por manatíes, mamíferos que están considerados en peligro de extinción en todo el Caribe.

Las principales amenazas al área proviene de la tala de árboles en sus márgenes, la entrada ilegal de embarcaciones de motor y las descargas de contaminantes por escorrentías.