Tráfico | T 54° H 66%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Aumentan a 25 los muertos del ferri surcoreano y aún se buscan a 271 personas

WUNI News
04/17/2014 5:08 AM
Actualizada: 04/17/2014 8:11 PM

Seúl, 18 abr (EFE).- La cifra de fallecidos por el naufragio del ferri surcoreano “Sewol” se elevó esta madrugada a 25, desde los nueve recuperados hasta entonces, mientras las autoridades temen que la cifra aumente con rapidez hoy ya que son cada vez más los cuerpos encontrados flotando cerca del lugar del hundimiento.

La Guardia Costera informó hoy de que 16 cadáveres fueron recogidos del mar durante la noche mientras cientos de submarinistas continúan la búsqueda desesperada de algún superviviente entre los 271 pasajeros todavía desaparecidos.

Tras 48 horas del naufragio del buque con 475 personas a bordo en las costas surcoreanas, los equipos de rescate luchan contra el mal tiempo y la baja visibilidad mientras aumenta la desesperación de los familiares de los desaparecidos.

La dificultad para llevar a cabo el rescate, el largo tiempo transcurrido desde el hundimiento en la mañana del miércoles y la baja temperatura de las aguas han desvanecido casi por completo las esperanzas de hallar supervivientes, la mayoría de los cuales podrían haber quedado atrapados dentro del barco.

La Guardia Costera surcoreana espera la llegada hoy de grúas marinas al lugar para tratar de remontar el ferri, del que solo emerge a la superficie una pequeña porción de la parte delantera del casco.

Un total de 325 estudiantes de bachillerato, de entre 16 y 17 años, viajaban en el barco y la mayoría de ellos figuran entre los desaparecidos.

A la espera de saber la causa del accidente, la policía investiga lo que podría ser una grave negligencia de la tripulación del barco, que ordenó a los pasajeros permanecer en sus asientos en lugar de ponerse a salvo durante aproximadamente una hora tras escucharse un estruendo que dio lugar al inicio del hundimiento.

Además, la Guardia Costera investiga si el capitán, uno de los supervivientes que declaró el jueves ante la policía, fue uno de los primeros en abandonar el barco, tal y como sugieren algunos testimonios.