Tráfico | T 79° H 77%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Evacúan en Nicaragua a veraneantes de una laguna tras el sismo cerca de un volcán

WUNI News
04/17/2014 9:26 PM
Actualizada: 04/18/2014 12:10 AM

Managua, 17 abr (EFE).- Equipos de socorro evacuaron hoy a cientos de veraneantes que disfrutaban de las vacaciones de Semana Santa en la laguna de Xiloá, ubicada 16 kilómetros al noroeste de Managua, tras un sismo de magnitud 3,7 que se registró este jueves en la zona del volcán de Apoyeque, cerca del centro turístico.

Voluntarios de la Cruz Roja nicaragüense y oficiales de la Policía Nacional evacuaron a las personas que se encontraban en el balneario de la laguna de Xiloá, tras el sismo, que fue sentido “fuerte” en ese lugar, dijo a periodistas un socorrista que vigilaba el centro turístico.

El temblor se registró a las 16.32 hora local (22.32 GMT) y su epicentro se localizó en tierra firme a 4 kilómetros al sur de la laguna de Apoyeque, cerca del volcán del mismo nombre, detalló, por su lado, el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter) en un comunicado.

El movimiento telúrico tuvo lugar a una profundidad de 5,4 kilómetros, precisó la fuente.

Las autoridades nicaragüenses informaron hoy que el lago Xolotlán o de Managua registra un ligero aumento de temperatura y sus aguas se han alejado al menos 16 metros de su costa cerca al volcán Apoyeque tras los sismos que han dejado desde el pasado jueves dos muertos, decenas de heridos y miles de damnificados.

Un equipo de geólogos del Ineter y expertos de otros países observaron cambios ligeros de la temperatura (un grado celsius), tanto del aire y del agua en esa zona del Lago y analizan si esas fluctuaciones pueden tener relación con los eventos sísmicos ocurridos en los últimos días.

Esos cambios en el lago han ocurrido cerca de las lagunas de Xiloa y de Apoyeque, cerca del Lago de Managua y del volcán Apoyeque, que han registrado una creciente actividad sísmica desde la semana pasada, de acuerdo con la información oficial.

La temperatura en el lago aumentó aproximadamente de 42 a 43 grados celsius.

El Gobierno decretó este lunes una “alerta roja nacional extrema” ante el temor de que ocurra un gran sismo, después de que tres temblores de magnitudes 6,2; 6,7 y 5,6 en la escala abierta de Richter dejaran dos muertos, decenas de heridos, más de 2.300 viviendas dañadas y cientos de damnificados desde el pasado jueves.

Nicaragua vive la más fuerte actividad sísmica registrada desde el devastador terremoto de 1972, que costó la vida a unas 10.000 personas.

El Gobierno ha recomendado a la población dormir en espacios abiertos y áreas verdes y ha trasladado a cientos de personas a albergues temporales.