Tráfico | T 87° H 53% | Powered by Yahoo! Weather

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

La baja participación marca las elecciones presidenciales argelinas

WUNI News
04/17/2014 3:52 AM
Actualizada: 04/17/2014 6:51 PM

Argel, 17 abr (EFE).- Los argelinos han acudido hoy a las urnas para elegir a su presidente en unas elecciones marcadas por la baja participación y en las que el actual jefe del Estado, Abdelaziz Buteflika, partía como el más claro favorito.

Según la cifra de participación ofrecida por el ministro de Interior, Tayeb Belaiz, el 51,7 por ciento de los casi 23 millones de argelinos llamados a las urnas ejerció su derecho a voto, el porcentaje más bajo desde que Buteflika llegó a la presidencia en 1999.

En los comicios de 2004, la participación se situó en el 58,07 por ciento y en los de 2009 en el 75,91 por ciento. En ambas citas electorales, Buteflika se impuso en la primera vuelta electoral.

Belaiz anunció al filo de la clausura de la campaña la prolongación de la apertura de las mesas electorales una hora en 590 colegios situados en 36 de las 48 provincias.

Asimismo, el ministro indicó que la jornada se ha desarrollado “en buenas condiciones” y sin incidentes.

Sin embargo, en dos localidades situadas a unos 150 kilómetros al sureste de Argel, Rafur y Haizer, medio centenar de personas resultaron heridas en enfrentamientos entre manifestantes y agentes antidisturbios.

Según medios nacionales, grupos de jóvenes intentaron impedir por la fuerza el desarrollo de la jornada para denunciar el voto de militares en estas poblaciones, lo que desembocó en disturbios en los que la Policía empleó gases lacrimógenos.

En la capital, Argel, donde desde primeras horas de la mañana helicópteros de la Policía sobrevolaron la ciudad, la situación se desarrolló entre la tranquilidad y la indiferencia.

A pesar de que la jornada fue declarada no laboral, en varios barrios se percibía una importante actividad comercial y del tráfico rodado.

Entre el mediodía y las dos de la tarde, la situación fue de calma total en varios colegios del centro de la ciudad y de los barrios populares de Bab el Ued y Fontaine Fraiche, así como en la zona residencial de Al Biar, en los que apenas se registraba movimiento de electores.

La mayoría de los pocos votantes con los que Efe tuvo la oportunidad de hablar prefirieron no hacer declaraciones, y quienes lo aceptaron dijeron haber optado por el presidente Buteflika, en el poder desde 1999 y máximo favorito.

“He votado a Buteflika, por la paz”, aseguró a Efe Yehia Rabia, de 56 años, en el patio del colegio de Masinisa, en el barrio de Bab el Ued.

Una posición similar a la mostrada por un taxista que no quiso identificarse en el centro de voto de Al Ijwa Hayam, en el barrio popular de Fontaine Fraiche, que declaró: “Con Buteflika todo ha ido bien, tenemos seguridad y estabilidad y servicios”.

El jefe del Estado aprovechó la jornada electoral para hacer su primera aparición pública desde que en abril de 2013 sufriera un accidente cerebrovascular que lo mantuvo casi tres meses hospitalizado en Francia.

Buteflika, que recientemente cumplió 77 años, acudió a votar en silla de ruedas al colegio Sheij Bachir al Ibrahimi, en el barrio de Al Biar, acompañado de varios miembros de su familia.

Un ayudante recogió las papeletas de los seis candidatos a la presidencia antes de que el presidente se introdujera en una cabina para depositar una de ellas en un sobre y posteriormente en la urna.

Hasta ahora, los argelinos sólo habían tenido oportunidad de ver al presidente a través de las imágenes difundidas, siempre en diferido, por la televisión estatal, durante recepciones a dirigentes políticos argelinos o extranjeros.

A primera hora de la mañana, el presidente de la misión de observación de la Unión Africana, el ex primer ministro de Yibuti Dileita Mohamed Dileita, mostraba a Efe su confianza en el buen desarrollo de las elecciones.

“Hemos mantenido contactos con las autoridades y con todos los candidatos y todo se desarrolla de manera normal”, aseguró Dileita, que no quiso hacer ningún comentario sobre las acusaciones de fraude lanzadas por varios candidatos, en especial por el ex primer ministro Ali Benflis.

Además de Buteflika, que en 2009 se impuso en la primera vuelta electoral con el 90,24 % de los votos, destacan entre los aspirantes Benflis, antiguo confidente del “rais”, y Luisa Hanun, candidata por el partido de los trabajadores que en 2009 quedó en segunda posición con un 4 % de los sufragios.