Tráfico | T 71° H 53%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Liberadas las 121 niñas secuestradas en un ataque armado a una escuela de Nigeria

WUNI News
04/17/2014 3:00 AM
Actualizada: 04/17/2014 11:25 AM

Lagos, 17 abr (EFE).- El Ejército de Nigeria ha liberado a 121 niñas que fueron secuestradas el pasado martes en el ataque de un grupo armado a una escuela-residencia en la localidad de Chibok, en el noroeste de Nigeria, informaron las autoridades.

Los soldados siguen buscando a otras ocho escolares raptadas -en total fueron secuestradas 129 niñas- y a los miembros de la milicia islámica radical Boko Haram a los que se le atribuye el secuestro, explicó el portavoz militar, el general Chris Olukolade, en un comunicado difundido a última hora del miércoles.

La Policía relató que, tras el ataque, los insurgentes obligaron a las estudiantes a subirse en cuatro camiones y las trasladaron a un lugar desconocido.

Durante el trayecto, uno de los vehículos se rompió y fue entonces cuando las estudiantes saltaron de los camiones y consiguieron escapar.

El presidente de Nigeria, Goodluck Jonathan, ha convocado para hoy una reunión del Consejo Nacional de Seguridad de Abuya para abordar el empeoramiento de la seguridad en el país.

Desde el pasado domingo, Boko Haram ha perpetrado supuestamente cuatro ataques violentos en el estado de Borno en los que han fallecido al menos 189 personas.

Según los testigos citados por los medios locales, el secuestro de las escolares ocurrió la noche del lunes sobre las 22.00 hora local (21.00 GMT), cuando unos 50 hombres armados llegaron a Chibok en un convoy de vehículos y prendieron fuego a edificios públicos y viviendas.

Después se dirigieron a la escuela local de enseñanza secundaria, donde capturaron a todas las estudiantes que pudieron y se las llevaron en un camión.

El rapto se produjo horas después del atentado con bomba, vinculado también a este grupo terrorista, que el lunes mató al menos a 71 personas en una de las principales estaciones de autobuses de Abuya.

Boko Haram, que significa en lenguas locales “la educación no islámica es pecado”, lucha por imponer la “sharía” o ley islámica en Nigeria, país de mayoría musulmana en el norte y predominantemente cristiana en el sur.

Desde que la Policía acabó en 2009 con el líder de Boko Haram, Mohamed Yusuf, los radicales mantienen una sangrienta campaña que ha causado más de 3.000 muertos.

Con unos 170 millones de habitantes integrados en más de 200 grupos tribales, Nigeria, el país más poblado de África, sufre múltiples tensiones por sus profundas diferencias políticas, socioeconómicas, religiosas y territoriales.