Tráfico | T 54° H 97%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Maldonado: el morro tan bajo de este año “hemos demostrado que es peligroso”

WUNI News
04/17/2014 11:22 AM

Shanghái (China), 17 abr (EFE).- El piloto venezolano Pastor Maldonado (Lotus), que en el reciente Gran Premio de Baréin protagonizó un aparatoso accidente con el mexicano Esteban Gutiérrez (Sauber), cuyo coche salió despedido, aunque él salió ileso, advirtió hoy que llevar el morro tan bajo este año “es peligroso”.

“Todo el mundo se ha quejado de eso desde el comienzo de la temporada”, dijo a Efe hoy en Shanghái, donde este fin de semana se disputa el Gran Premio de China, cuarta carrera de la temporada.

Maldonado recordó así lo que se ha hablado de los problemas potenciales de seguridad que puede provocar tener un morro y unos alerones delanteros tan bajos, que algunas voces aseguran que, de tocarse con otro monoplaza bajo ciertas circunstancias, podrían funcionar como una cuña que disparara al segundo coche en el aire.

Algo parecido es lo que ocurrió en Baréin, por lo que el piloto venezolano insistió en que “no es que queramos cambiarlo o algo, es que hemos demostrado que es peligroso”.

En Baréin Gutiérrez iba “fuera de trayectoria”, recordó Maldonado, mientras él estaba “en la parte interna” de la curva en que ocurrió el accidente, adonde había llegado saliendo de boxes.

“Él había comenzado a regresar a la trayectoria normal de carrera, y no me había visto que estaba allí”, explicó.

“Por eso la FIA tomó la decisión (de imponer una triple sanción a Maldonado tras el incidente): porque él estaba un poco delante de mí y después, cuando ven la magnitud de lo que pasó… no saben que más bien es culpa de la FIA, y no culpa de los pilotos”, aseguró, ya que el problema es el morro, dado que “apenas lo toqué se levantó”.

Maldonado se preocupó al ver a su rival dar varias vueltas de campana en el aire, ya que sólo había habido “un contacto normal de carrera”, insistió, y no esperaba que Gutiérrez pudiera salir volando.

Lo primero que se le pasó por la cabeza fue sentirse “preocupado por él, que no le hubiera pasado nada, por supuesto”, recordó hoy: “es un compañero, es un buen chico, amigo, latino además”, y aunque saliera ileso, el accidente en sí le pareció “un poco triste”.

“Pero bueno, así son las carreras, gracias a Dios no pasó nada”, comentó.

Aun así, dijo haber visto las imágenes después “bastantes veces” y comprobar que “un toque normal de carrera, solamente creo que la magnitud del resultado del toque fue exagerada”, dijo, “y eso fue en una curva de 50 por hora, imagínate en una de 200…”.

“En cuanto le tocó el alerón despegó inmediatamente”, reiteró, “y no fue un contacto rueda a rueda, que es lo que suele provocar algo así… pero fue increíble”, dijo también a la prensa anglófona.

Maldonado aclaró que habló con Gutiérrez tras el accidente, y que el mexicano le dijo que simplemente no le había visto venir.

Tras el choque Maldonado fue castigado con una parada en boxes de 10 segundos, con la pérdida de tres puntos de su carné (de 12) y con una salida el próximo domingo en Shanghái cinco puestos por detrás del que le corresponda tras la calificación.

Preguntado sobre si el castigo fue demasiado duro, se limitó a contestar “tal vez sí, tal vez no… porque no me llevé una penalización sino tres, pero esas son las reglas”, afirmó, y ahora sólo le queda concentrarse en el presente y seguir afrontando la temporada.

Sobre Shanghái dijo que es “una carrera más, como cualquier otra, aunque vamos a salir cinco puestos más atrás, pero acá es una pista donde se pueden recuperar fácilmente: esperamos recuperar y tener una buena salida, una buena primera vuelta, y en un par de vueltas que ya hayamos recuperado la posición”.

“Por qué no”, aseguró: “el año pasado en Corea avancé nueve puestos en una sola vuelta, así que por qué no aquí”.

Maldonado cree también que gran parte de los problemas de estabilidad del vehículo que experimentaron en las primeras rondas de la temporada probablemente se han solucionado ya, por lo que espera que Lotus esté muy pronto en condiciones de pelear por puntuar.