Tráfico | T 77° H 65% | Powered by Yahoo! Weather

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Alonso tratará de optar al podio en China, y Hamilton de liderar el Mundial

WUNI News
04/19/2014 2:11 AM
Actualizada: 04/19/2014 9:27 AM

Shanghái (China), 19 abr (EFE).- Tras la clasificatoria sobre mojado de hoy en Shanghái, el Gran Premio de China de Fórmula Uno de mañana promete varias batallas: la de Hamilton por la victoria y contra Rosberg por liderar el Mundial, la de Alonso por el podio, y la de Red Bull por regresar a lo más alto.

Si hasta ahora el Mundial estaba siendo monopolizado por Mercedes, con el alemán Nico Rosberg al frente, con 61 puntos (una victoria y tres podios en tres carreras), seguido por su compañero británico Lewis Hamilton (a 11 puntos, con dos victorias, y un abandono), Red Bull y Ferrari empiezan a poder hacerles sombra.

El español Fernando Alonso (Ferrari), que saldrá quinto mañana, llega como el cuarto mejor de la temporada a esta cuarta etapa del Mundial (a 35 puntos de Rosberg), y aunque su escudería aún tiene que recortar su gran distancia en potencia con los Mercedes, parece dispuesto a cumplir la “revancha” que prometió comenzar en China.

Los Red Bull, por su parte, después de los cuatro campeonatos consecutivos conquistados por el alemán Sebastian Vettel, partirán mañana en una posición difícilmente mejorable para empezar a remontar en la clasificación general: con Daniel Ricciardo saliendo segundo (va décimo en el Mundial) y con Vettel tercero (va sexto).

Entretanto, Rosberg, que ganó en Shanghái su primer Gran Premio en 2012 (y el primero de Mercedes desde los cincuenta), mañana tendrá que superar a los Red Bull y aguantar la presión de Alonso si quiere aspirar a mantener el liderato, para lo que seguramente debería ganar una pugna con Hamilton como las que perdió en Baréin y Sepang.

Una cabeza de carrera tan reñida no pondrá las cosas fáciles al español, que ganó en Shanghái el año pasado, al igual que hizo en 2005 (entonces con Renault) durante el primero de los Mundiales consecutivos que tiene en su palmarés.

Alonso dijo hoy, tras la clasificación, que si tiene ocasión y sobre todo los Red Bull le dan espacio para luchar contra ellos, tratará de pelear por subir al podio, pero insistió en que “es necesario que seamos realistas y no soñemos demasiado”.

El asturiano recordó que “hemos sido novenos y décimos (en el caso de su compañero, el finlandés Kimi Räikkönen, que mañana saldrá undécimo) hace 15 días, y no podemos ir a la carrera pensando que el podio es el único objetivo para estar satisfechos”.

Entre los pilotos latinoamericanos destaca la sexta plaza en la parrilla, justo junto a su antiguo compañero Alonso, que conquistó hoy el brasileño Felipe Massa (Williams).

Mucho más atrás arrancarán los mexicanos Sergio Pérez (Force India), que comenzará en decimosexto lugar, y Esteban Gutiérrez (Sauber), que tendrá la decimoséptima plaza.

El venezolano Pastor Maldonado (Lotus), por su parte, que tuvo que abandonar ayer la segunda sesión libre por un accidente, y hoy la tercera por un problema técnico, se quedó sin correr la clasificatoria, de manera que saldrá a la cola de la parrilla, en el duodécimo puesto.

Maldonado arrastraba además para esta carrera una penalización de cinco puestos en la plaza de salida que consiguiera conquistar hoy, después de que un toque suyo provocara hace dos semanas en Baréin un espectacular accidente a Gutiérrez, cuyo coche salió disparado al tocar el alerón de Maldonado y dio varias vueltas en el aire.

Afortunadamente Gutiérrez salió ileso de su aterrizaje contra la pista, aunque tuvo que abandonar.

La FIA, que también castigó entonces al venezolano con diez segundos de penalización y la retirada de tres puntos de su carné de 12, decidió hoy permitirle correr mañana pese a no haber corrido en la clasificatoria, porque sí que llegó a marcar “tiempos satisfactorios” como para competir durante las prácticas libres.