Tráfico | T 72° H 76% | Powered by Yahoo! Weather

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Mohamed VI felicita a Buteflika y le sugiere una “nueva dinámica” en sus relaciones

WUNI News
04/19/2014 2:50 AM

Rabat, 19 abr (EFE).- El rey Mohamed VI de Marruecos envió un mensaje de felicitación al presidente electo de Argelia, Abdelaziz Buteflika, en el que le sugiere trabajar juntos para “insuflar una nueva dinámica” en las relaciones bilaterales, marcadas en los últimos meses por varios episodios de tensión.

El monarca ha sido uno de los primeros jefes de Estado en felicitar a Buteflika (al que los resultados oficiales han dado un 81,53 % de votos), en lo que parece una señal hacia el país vecino, gran rival geoestratégico de Marruecos en la región debido a la cuestión del Sáhara, ya que Argelia es el principal valedor del independentismo saharaui.

El mensaje del monarca, que precisamente se encuentra en Dajla, segunda ciudad del Sáhara Occidental, tiene frases inusualmente cálidas para con el jefe del Estado vecino, como cuando dice que su reelección “es un reconocimiento de parte del pueblo hermano del balance positivo de vuestra presidencia, rica en realizaciones”.

Igualmente, destaca que Buteflika ha desplegado “esfuerzos continuos por la seguridad y la estabilidad a través de todo el país y por la consagración de los fundamentos de un estado argelino moderno”.

El rey de Marruecos llega a decir que la elección de Buteflika refleja “la voluntad acuciante del pueblo argelino de progresar en el proceso e desarrollo, progreso, prosperidad y una vida digna”.

El tono del mensaje del rey contrasta poderosamente con el utilizado por los medios oficiales marroquíes, que desde hace meses no dejan de criticar el inmovilismo del régimen argelino, la falta de libertades y la ausencia de verdaderas elecciones.

Argelia y Marruecos tienen cerradas la frontera terrestre común desde 1994 por una decisión del gobierno argelino, que protestaba entonces por la imposición unilateral de visado a los ciudadanos argelinos por el gobierno marroquí y las acusaciones veladas a Argel de haber organizado un atentado terrorista en Marrakech.

La rivalidad argelino-marroquí ha impedido cualquier concreción en la edificación de la Unión del Magreb Árabe (que forman también Túnez, Libia y Mauritania); sin embargo, y aun en los peores momentos de tensión, la embajada argelina en Rabat y la marroquí en Argel han permanecido abiertas.