Tráfico | T 34° H 61%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

El alcalde de Buenos Aires se disculpa por desafortunados comentarios sobre mujeres

WUNI News
04/23/2014 2:22 PM
Actualizada: 04/23/2014 3:47 PM

Buenos Aires, 23 abr (EFE).- El alcalde de Buenos Aires, Mauricio Macri, se disculpó hoy, a pedido de una de sus hijas, por asegurar que a todas las mujeres les gusta escuchar un piropo, incluso “acompañado de una grosería”, y sostener que “no les cree” a quienes se sienten ofendidas por este tipo de comentarios.

“Una de mis hijas me llamó y me retó por el tema de los piropos. Hice un comentario desde la galantería, pero si alguna mujer se sintió ofendida pido disculpas”, se arrepintió Macri.

“Estoy en contra de cualquier situación que incomode a una mujer en la calle. Yo no digo ese tipo de piropos”, agregó.

El Jefe de Gobierno porteño sostuvo ayer, en diálogo con una radio local donde se debatía sobre una campaña contra la violencia verbal realizada por asociaciones feministas, que “no puede haber nada más lindo que te digan ‘qué linda sos’, por más que esté acompañado de una grosería”.

Aunque “te digan ‘qué lindo culo que tenés’, está todo bien”, dijo Macri.

“Aquellas que dicen que no, que ofende, no les creo nada”, aseguró el alcalde, quien confesó que ahora que está casado piropea mucho menos que antes.

“Si yo veo una mujer linda hoy, desde un lugar casi de observador pasivo retirado, ‘qué belleza que sos’ capaz que le digo”, confesó.

Macri destacó que “no hay nada más lindo que la belleza de la mujer, finalmente es para lo cual casi que los hombres respiramos”.

“Vos les preguntás a los escandinavos, a los ingleses, a las mujeres, y lo que más les gusta de los italianos es esa cosa, porque nosotros somos igual que los tanos, de españoles tenemos muy poco. Esta cosa de piropear, de mirar a la mujer”, explicó el funcionario.

A principios de abril, Macri también fue blanco de fuertes críticas al asegurar que estaba “aliviado” de que su hija viviera en el extranjero por temor a la inseguridad que existe en Argentina.

“Primero soy padre y luego Jefe de Gobierno”, sostuvo en aquella oportunidad para aclarar sus dichos.

En 2010, durante la toma de terrenos públicos del sur de la capital argentina por parte de familias que reclamaban viviendas, Macri dijo que en Argentina existía “una inmigración descontrolada, porque junto a gente honesta que vino a trabajar desde países vecinos, también hay delincuentes que se aprovechan de la necesidad de la gente”.