Tráfico | T 45° H 46%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Muere un oficial de policía egipcio por una bomba casera junto a El Cairo

WUNI News
04/23/2014 6:56 AM
Actualizada: 04/25/2014 10:50 AM

El Cairo, 23 abr (EFE).- Un oficial de alto rango la Policía egipcia murió hoy y un recluta resultó herido por el estallido de una bomba de fabricación casera lanzada por dos desconocidos desde una moto en la periferia de El Cairo, informaron a Efe fuentes de seguridad.

El artefacto hizo explosión en el vehículo en que se hallaban los policías, dijeron las fuentes, que agregaron que el oficial pertenecía a la fuerzas de la Seguridad Central (antidisturbios).

En un comunicado, el Ministerio del Interior puntualizó que el brigadier general Ahmed Zaki falleció a causa del estallido de un artefacto cuando se dirigía a su puesto de trabajo en la localidad del 6 de Octubre, en la periferia cairota.

Zaki resultó herido de gravedad por la explosión, tras la que fue trasladado al Hospital de la Policía, en el barrio cairota de Aguza, donde murió.

En otro suceso violento, el director de la seguridad en Alejandría, Amin Ezzadin, dijo a la agencia oficial Mena que un subteniente murió en una operación contra un refugio de terroristas en la zona de Burg el Arab, en esa ciudad mediterránea.

Según Mena, la Policía había recibido informaciones de que “peligrosos elementos terroristas” se escondían en el lugar, con armas y material explosivo.

Al llegar los agentes de la Policía, los presuntos terroristas abrieron fuego y se produjo un tiroteo, en el que murieron el oficial Ahmed Saad al Dihi y un supuesto terrorista.

Otro presunto terrorista fue detenido con cuatro bombas caseras, dos cinturones explosivos y dos fusiles automáticos.

El Ministerio egipcio del Interior precisó en un comunicado que fueron dos los presuntos terroristas capturados en ese tiroteo y los identificó como Tamer Hosni Qadri y Sobhi Abdel Aal, a los que consideró como “unos de los más peligrosos miembros de la organización extremista Ansar Beit al Maqdis (Seguidores de Jerusalén)”.

Según la nota, esos hombres planeaban lanzar ataques contra instalaciones de la Policía y el Ejército egipcios.

Los miembros de Ansar Beit al Maqdis han mantenido sus actos terroristas contra fuerzas de seguridad egipcias en el Sinaí y los han ampliado hasta El Cairo, donde ha colocado hasta cuatro coches bomba, que han ocasionado seis muertes y provocado heridas a unas 70 personas.

En septiembre de 2013, el grupo intentó asesinar al ministro del Interior egipcio, Mohamed Ibrahim, y en enero de este año volvió a atentar contra funcionarios del órgano de seguridad gubernamental del Gobierno de transición egipcio.