Tráfico | T 61° H 50%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Cinco milicianos prorrusos mueren en combates con el Ejercito ucraniano

WUNI News
04/24/2014 1:41 PM

Kiev, 24 abr (EFE).- Cinco milicianos murieron hoy en enfrentamientos armados con tropas ucranianas en Slaviansk durante la operación especial lanzada por Kiev para recuperar el control de esa ciudad, convertida en el bastión de la sublevación prorrusa en el sureste de Ucrania.

Al menos dos columnas de carros blindados con soldados de elite ucranianos avanzaron a mediodía sobre la rebelde ciudad y destruyeron tres de los puestos de control levantados por los milicianos prorrusos en todos los accesos rodados a la localidad.

Los militares abatieron en combate a cinco milicianos antes de que éstos retrocedieran al interior de la ciudad, donde un nutrido grupo de hombres armados con fusiles de asalto Kalashnikov ocupan desde hace once días varios edificios oficiales y ejercen un control absoluto sobre la localidad.

Las fuerzas armadas ucranianas rehusaron perseguir a los prorrusos, llamados despectivamente como “hombrecillos verdes” por los medios ucranianos por sus uniformes de camuflaje, y rodearon con sus blindados prácticamente toda la localidad.

“En estos momentos, el enemigo cerca la ciudad. Sólo una de las salidas, en el este, sigue abierta”, explicó a medios rusos un miembro de la llamada Milicia Popular del Donbass (región hullera).

El autoproclamado alcalde de Slaviansk, Viacheslav Ponomariov, advirtió de que sus hombres esperan “un asalto esta noche” a los edificios que ocupan, entre ellos la comisaría de policía y la sede del Servicio de Seguridad de Ucrania, donde se concentra el grueso de los paramilitares.

Mientras, según dijo al diario local “Kiyv Post” una fuente de los servicios de seguridad, la “operación antiterrorista” relanzada ayer podría haber sido nuevamente suspendida ante el elevado riesgo de una invasión rusa de Ucrania.

Al parecer, Kiev ha decidido revisar sus pasos después de que el ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigu, advirtiera de que las acciones del Ejercito ucraniano no quedarán sin respuesta por parte de Moscú.

Shoigu, que anunció el inicio de maniobras militares en la frontera con Ucrania, subrayó en una reunión ministerial celebrada en Moscú que “la maquinaria bélica” ucraniana debe ser parada para evitar “muchos muertos y heridos”.

Instantes después del anuncio ruso, el presidente interino de Ucrania, Alexandr Turchínov, exigió a Rusia que repliegue sus tropas de la frontera con Ucrania y que cese la injerencia en los asuntos internos del país.

“Exigimos a la Federación de Rusia que cese las intromisiones en los asuntos internos de Ucrania, las continuas amenazas y el chantaje y que repliegue sus tropas de la frontera oriental de nuestro país”, dijo Turchínov en un mensaje a la nación emitido por las televisiones ucranianas.

El también presidente de la Rada Suprema de Ucrania ha denunciado que “los terroristas han tomado” prácticamente toda la región minera de Donetsk, en el sureste rusoparlante de Ucrania.

“Los criminales armados toman edificios administrativos, apresan rehenes, en particular a periodistas ucranianos y extranjeros, torturan y asesinan a patriotas de Ucrania”, subrayó Turchínov en alusión al hallazgo en Slaviansk del cadáver del diputado de la asamblea municipal de Górlovka Vladímir Ribak.

El político presuntamente asesinado pertenecía al partido Batkivschina (Patria), la mayor formación de la coalición que gobierna interinamente en Kiev, a la que también pertenece el propio Turchínov.

Tras explicar que la reanudación de la “operación antiterrorista”, suspendida durante la Pascua, fue motivada por “una amenaza real”, el presidente ucraniano aseguró que “las autoridades no retrocederán ante la amenaza terrorista y seguirán tomando medidas para defender la vida de los ciudadanos”.

Por su parte, la Asamblea regional de Donetsk exigió al Gobierno central que retire sus tropas de la región minera, escenario principal de la sublevación contra las autoridades ucranianas, a las que exigen la celebración de un referéndum sobre el estatus territorial de ese territorio de población rusohablante.

“Si las actuales autoridades tienen interés en conservar Ucrania, deben trasladar el enfrentamiento al ámbito político”, dice una resolución aprobada por los diputados de Donetsk, que exigieron al Ejecutivo de Kiev “rehusar cualquier acción de fuerza en el Donbass y replegar las Fuerzas Armadas de Ucrania” a sus bases.