Tráfico | T 41° H 93%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

El bitcoin se debate en Tribeca

WUNI News
04/24/2014 3:59 AM
Actualizada: 04/24/2014 6:03 AM

Nueva York, 23 abr (EFE).- El documental “The Rise and Rise of Bitcoin”, que se presentó hoy en el Festival de Tribeca, reunió en Nueva York a algunos de los protagonistas de la controvertida moneda virtual en un análisis que desde su condición de valor en alza y su filosofía de la liberación del sistema financiero convencional.

“Igual que el Estado se separó de la Iglesia, ahora toca que el dinero se separe del Estado” se asegura en este documental realizado por Nicolas Mross y que encaja perfectamente con el objetivo de este festival de cine de analizar las cuestiones más candentes de la actualidad.

El bitcoin ha despertado dos corrientes de pensamiento: la de valor en el que invertir, desatando de nuevo la codicia de los operadores de bolsa y la desconfianza de los analistas por su aparente volatilidad y, por otro lado, la de una moneda descentralizada, emancipada de un sistema financiero que ha decepcionado a los ciudadanos tras la crisis internacional.

Nicolas Mross empezó al documental al ver a su hermano, Daniel Mross, convertirse en uno de los principales impulsores del software que emite esta moneda que comenzó cotizando a apenas unos céntimos de dólar hace cinco años y llegó alcanzar los mil dólares en 2013, momento en el que se cierra el documental. 

“Había que ponerle fin, pero está claro que esto no es más que el principio”, explicó Daniel Mross, quien consideró que aquellos que tachan al bitcoin de haber servido para el narcotráfico o haber desatado la misma especulación que otros mercados “deben ser conscientes de que esta moneda es como un software. Todo lo que venga añadido es solo reflejo de quienes lo manejan”.

A la izquierda de Mross estaba también Charlie Shrem, uno de los primeros millonarios gracias a la compraventa de la moneda virtual con la empresa BitInstant, y quien acabó acusado de blanqueo de dinero y condenado a prisión domiciliaria pero sigue clamando su inocencia. 

“Habrá una segunda parte que se llamará ‘The Rise and Rise and Rise of Bitcoin”, aseguró entre bromas quien considera que esta moneda “tardará 10 o quizá 20 años en asentarse, pero responde a una necesidad que todo el mundo tiene en su corazón”.

En términos cinematográficos, “The Rise and Rise of Bitcoin” es tan formalmente convencional como narrativamente efectivo: sigue el auge, la caída, la recuperación y el desafío al sistema económico de su protagonista, el bitcoin. Y el documental, recibido con vítores por la audiencia, “reúne las suficientes voces como para que el público saque sus propias conclusiones”, según su director.

Desde las comunas hippies que en los mercadillos han decidido utilizar el bitcoin por simbolizar la ruptura de las fronteras y la emancipación de la cúpula del poder, hasta Jennifer Shasky Calvery, directora de la red de control de crímenes financieros del Departamento del Tesoro, están recogidas las voces más oficiosas y oficiales de una moneda que, dice le documental, “será lo que el email para el correo tradicional”.

El filme se hace eco también del peligro de convertirse en una religión, con el factor misterioso de haber sido creada en 2009 por alguien que se esconde bajo la identidad de Satoshi Nakamoto pero todavía se desconoce quién es exactamente, e incluso con mesías como Roger Ver, que ha adoptado el apodo de “El Jesús del Bitcoin” y que ha invertido en varias start-up relacionadas con la moneda virtual.

También refleja el caso de Mark Karpelés, cuya empresa Mt. Gox de compraventa de bitcoins acabó siendo hackeada y perdiendo 65 millones de dólares, también son mostrados por este documental. 

Pero también recuerda que, cuando en Chipre los bancos dejaron de dar dinero a los ciudadanos, el bitcoin emergió como una alternativa que no se regía por decisiones tomadas de manera jerárquica, o cómo la criptodivisa escapó al boicot que muchas entidades financieras hicieron a la financiación de WikiLeaks. 

 ”La gente habla de la virtualidad del ‘bitcoin’. ¿Pero acaso creen que el dinero que tienen en el banco está realmente allí?”. Y el propio director, Nicolas Mross, rompiendo la neutralidad a la que aspira su filme, reconoció hoy: “El bitcoin ya está en mi vida”.

Mateo Sancho Cardiel