Tráfico | T 67° H 84% | Powered by Yahoo! Weather

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

El presunto “bibliotecario” de Al Qaeda niega que marcara objetivos

WUNI News
04/24/2014 8:21 AM

Madrid, 24 abr (EFE).- Mudhar Hussein Al Malaki, conocido como el “bibliotecario” de Al Qaeda, negó en el juicio que comenzó hoy contra él en España que marcara en internet como objetivos a los presidentes estadounidenses Bush padre e hijo, Clinton y Obama, y rechazó que adoctrinara a yihadistas.

Al Malaki se enfrenta a una petición del fiscal de ocho años de cárcel por integración en organización terrorista.

Según el fiscal, tras la muerte del líder de Al Qaeda Osama Bin Laden, Al Malaki señaló como objetivos en internet a los presidentes de Estados Unidos George Bush -padre e hijo-, Bill Clinton y Barack Obama, a la ex secretaria de Estado estadounidense Madeleine Albright y al exprimer ministro británico Tony Blair.

Entre los objetivos que presuntamente habría indicado también se encontraban el expresidente del Gobierno español José María Aznar y el exsecretario general de la OTAN Javier Solana.

Al Malaki fue detenido en Valencia (este de España) el 27 de marzo de 2012 y el sobrenombre de “bibliotecario de Al Qaeda” se debe a que difundía manuales y enciclopedias de entrenamiento terrorista, según el fiscal.

Según la acusación, su relación con la causa yihadista empezó en 1999, cuando se aproximó a las tesis salafistas, lo que le valió su entrada en el aparato de propaganda del grupo yihadista Red Ansar Al Mujahideen (RAAM), que sigue las directrices de Al Qaeda.

Su labor consistía en almacenar en dispositivos informáticos una gran cantidad de documentos sobre la yihad, discursos de líderes terroristas, manuales de armas y de fabricación de explosivos que más tarde subía a la red.

El acusado reconoció hoy que quizá se “había pasado” al llamar a estas personas “criminales de guerra” pero aseguró que no los mencionó en internet como objetivos para un atentado.

Al Malaki insistió en que él no formaba parte de una red que adoctrinara a combatientes yihadistas y que su participación en salas de internet no obedecía a órdenes de superiores, así como que jamás recibió directamente de Al Qaeda comunicado alguno.

También aseguró que simplemente coleccionaba documentos sobre cursos de explosivos y venenos que compartía en foros de información y opinión de internet junto con fotos de atentados como los de septiembre de 2011 en Nueva York, marzo de 2004 en Madrid y de las guerras de Irak y Afganistán.

También relató que vive en España desde 1980, donde cursó ingeniería industrial y medicina y compaginó los estudios con trabajos de camarero.

Según el fiscal, Al Malaki estaba dedicado a tiempo completo a difundir la yihad en internet y trabajaba en su casa entre 8 y 16 horas diarias para la captación y adoctrinamiento de islamistas radicales.

Entre los archivos informáticos que le fueron intervenidos a raíz de su detención se encontraron multitud de DVD y CD, más de 30.000 carpetas almacenadas en discos duros con esquemas, gráficos, dibujos y fotografías, entre las que destacan 30 imágenes de víctimas de los atentados de Madrid del 11 de marzo de 2004.