Tráfico | T 56° H 93%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Los uruguayos se oponen a la ley de la marihuana pero esperan a ver los resultados

WUNI News
04/24/2014 11:32 AM

Montevideo, 24 abr (EFE).- El 64 % de los uruguayos se opone a la ley que autoriza el cultivo y la venta de la marihuana, perro el 51 % prefiere aguardar a ver si funciona antes que derogarla, según una encuesta de la consultora Cifra difundida hoy.

La ley fue aprobada el pasado 10 de diciembre en el Parlamento uruguayo únicamente con los votos de la oficialista coalición de izquierda Frente Amplio, que tiene mayoría en ambas cámaras, y la Junta Nacional de Drogas ultima en estos días los detalles de su reglamentación.

La oposición de los uruguayos al proyecto primero y a la aprobación de la ley después se mantiene constante, pues fue del 65 % en 2012, 63 % en 2013 y 64 % el pasado mes de marzo de acuerdo a encuestas de la empresa Cifra.

Pese a ello, en una consulta especial de la misma empresa que publica hoy el semanario Búsqueda el 51 % de los uruguayos estima que es “mejor dejar en vigencia la ley para ver si funciona antes de derogarla” mientas que el 46 % sugiere “derogarla cuánto antes”.

Al analizar el resultado de las encuestas, la empresa estima que es mayor el porcentaje de encuestados que se opone a la ley respecto al que quiere su derogación inmediata, porque “el tráfico y consumo de drogas preocupa mucho” a los uruguayos y “la mayoría es consciente de que no hay soluciones fáciles” para el tema.

Un porcentaje importante de la población “piensa que es mejor probar para ver si la ley (que no conforma) sirve para mejorar la situación actual”, señala Cifra.

La nueva ley, impulsada por el presidente José Mujica, ha generado polémica a nivel internacional y nacional, al establecer taxativamente el “control y la regulación por parte del Estado de la importación, exportación, plantación, cultivo, cosecha, producción, adquisición, almacenamiento, comercialización, distribución y consumo de la marihuana y sus derivados”.

Mujica ha señalado en varias oportunidades que lo que busca es una “alternativa” para luchar contra el narcotráfico a la vista de que por la vía de la represión “la batalla está perdida en todo el mundo y desde hace tiempo”.

La ley creó el Instituto de Regulación y Control del Cannabis (IRCCA), que se encargará de llevar adelante un registro de quienes planten, cosechen, vendan y consuman marihuana. Esta última actividad es legal en Uruguay desde hace cuatro décadas.

De acuerdo a la reglamentación, parte de la cual fue adelantada en la víspera por el informativo Subrayado de Canal 10, los uruguayos mayores de 18 años estarán autorizados, previa solicitud al IRCCA, a plantar, cultivar y cosechar domésticamente cannabis o a comprar hasta 40 gramos mensuales en farmacias. El precio de venta aún no está determinado.

En cada vivienda se pondrán tener hasta seis plantas de cannabis y la producción anual no podrá superar los 480 gramos.

Además, se habilitan los clubes de membresía cannábicos que podrán tener entre 15 y 45 miembros y hasta 99 plantas.

Estará prohibido fumar en los lugares de trabajo y en los centros de salud, educación y deporte y se otorgará un plazo de 180 días para que quienes tienen plantas de marihuana en su poder se inscriban en el registro.

El IRCCA controlará todas las etapas de plantación, cultivo, cosecha, distribución y venta de cannabis.

Para el caso de violaciones a la reglamentación se prevén multas de 14.500 pesos (625 dólares) a 1.450.000 pesos (62.500 dólares) suspensión del infractor y clausura temporal o total de los locales autorizados.