Tráfico | T 44° H 76%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Muestra recuerda al olvidado autor de “La Cumparsita”, Matos Rodríguez

WUNI News
04/24/2014 10:20 PM

Montevideo, 24 abr (EFE).- Una muestra que recoge documentos, fotografías, partituras e instrumentos del compositor uruguayo Gerardo Matos Rodríguez abrió hoy en Montevideo para recordar a este músico, desconocido para el público pero autor del himno inmortal del tango “La Cumparsita”, que cumple este mes 97 años.

El museo de la Asociación de Autores del Uruguay (AGADU) abrió sus puertas para exhibir hasta el próximo 23 de mayo el legado que la familia del músico dejó a la organización en una muestra denominada “Matos Rodríguez inédito” para mostrar la vida del padre de un tango casi centenario pero que sigue siendo el más interpretado cada noche en las milongas del Río de la Plata.

“La idea es en este mes aniversario del estreno de La Cumparsita, que fue el 19 de abril de 1917, aprovechar para mostrar la vida de Matos Rodríguez. El tango es la justificación, pero la historia es sobre el músico, que es muy poco reconocido pese a que su obra es un hito en la vida cultural de este país”, dijo a Efe Estela Magnone, directora del museo y Centro de Documentación de la AGADU.

Así, en la exhibición se pueden ver fotografías de la infancia y juventud de Matos Rodríguez, un joven dandy y viajero que compuso “La Cumparsita” a los 17 años con la idea de hacer un himno para sus compañeros de universidad, sus ropas y numerosa correspondencia personal, comercial y vinculada a los pleitos que tuvo por los derechos de autor de la pieza, que alcanzó la fama mundial gracias a la voz de Carlos Gardel.

La pieza, instrumental en su origen, se estrenó en un café de Montevideo después de que Matos Rodríguez la compusiera mientras estaba convaleciente de una enfermedad y con arreglos del argentino Roberto Firpo.

“La Cumparsita” tuvo un gran éxito en ese momento, pero luego cayó en el olvido y Matos vendió sus derechos a una editorial por un dinero que terminó perdiendo en apuestas en el hipódromo.

Años después, en París, el autor descubrió que el argentino Pascual Contursi le había puesto letra y que Gardel la había cantado y la hizo parte central de su repertorio, con los versos que comienzan “Si supieras que aún dentro de mi alma”.

Matos Rodríguez luchó para recuperar la propiedad de la obra e incluso redactó una letra propia, que no tuvo éxito.

El autor compuso otros tangos más, a decir suyo algunos mejores que “La Cumparsita, pero que pasaron sin pena ni gloria, mientras que dedicaba sus días a viajar por el mundo, ejerciendo de “play boy” y apostando en las carreras, hasta que la enfermedad truncó su vida.

En 1944 quedó hemipléjico y nunca más pudo volver a tocar el piano hasta su muerte en 1948, a la que llegó como el desconocido autor del tango más conocido del mundo.

Etiquetas