Tráfico | T 73° H 90%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Merkel acusa a Putin de alentar a los separatistas del este de Ucrania

WUNI News
04/25/2014 11:14 AM
Actualizada: 04/25/2014 12:51 PM

Berlín, 26 abr (EFE).- La canciller alemana, Angela Merkel, acusó a Rusia de no cumplir su parte en el acuerdo de Ginebra sobre la crisis de Ucrania, lo que ha alentado a los separatistas del este del país.

En una intervención ante los medios previa a su reunión con el primer ministro polaco, Donald Tusk, la jefa del Gobierno alemán aseguro que “falta” el “reconocimiento” por parte de Moscú de este acuerdo, labrado hace una semana en una reunión entre EEUU, Rusia, la Unión Europea (UE) y Ucrania.

Por su parte, el gobierno interino de Kiev sí que ha dado “toda una serie de pasos” para “implementar el proceso de Ginebra”, comparó Merkel.

La actitud de Moscú, argumentó la canciller, ha tenido un “efecto en los separatistas del este de Ucrania”, azuzando la violencia y contribuyendo a la desestabilización de la región.

A su juicio, es preciso encontrar una “vía pacífica” en el país que permita la reelaboración de la constitución y la celebración de las próximas elecciones generales.

Si Rusia no cambia su actitud, tanto la Unión Europea (UE) como el G7 -que además de naciones europeas incluye a EEUU, Canadá y Japón- están dispuestos a aprobar “lo más pronto posible” más sanciones “del nivel dos”, esto es, bloqueos de cuentas y denegación de visados.

Con respecto a la propuesta de Tusk para crear una unión energética en la UE, Merkel indicó que apoya “en principio” la idea, pero añadió que es preciso discutir su articulación concreta, los “puntos operativos”, dejando entrever las reticencias de Berlín al plan polaco.

La canciller afirmó que la UE necesita un mercado, una estructura y una política común en materia de energía, pero subrayó que se debe involucrar al sector privado.

Tusk destacó por su parte que, si hace unos años el “gran reto” era una Europa económicamente estable, ahora la cuestión es una “Europa segura” y que, dentro de este concepto, un punto esencial es la “independencia energética”.

El primer ministro polaco reconoció a este respecto que hay “diferentes posturas y distintos intereses” sobre su propuesta, pero confió en lograr una “coordinación racional” para lograr una política energética común.

Tusk, que representa una de las posturas más frontales con Rusia dentro de la UE, aseveró que Europa no debe ceder ante la política agresiva de Moscú y que debe “defender duramente” sus valores y emplear su “especialidad”, la diplomacia.