Tráfico | T 56° H 69%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Tribunal español rechaza extraditar a Argentina al capitán Muñecas

WUNI News
04/25/2014 10:14 AM
Actualizada: 04/25/2014 12:00 PM

Madrid, 25 abr (EFE).- La Audiencia Nacional española rechazó hoy la extradición a Argentina del ex guardia civil Jesús Muñecas Aguilar, conocido como capitán Muñecas, acusado de torturas durante el franquismo, al considerar que este delito estaría prescrito y que los hechos de los que se le acusa no son constitutivos de genocidio.

El tribunal argumentó que ese delito prescribe a los diez años desde que fuera cometido o desde que el procedimiento se dirige contra el culpable, cuando la acción penal en este caso se inició en virtud de una querella presentada en Argentina en 2012, “por lo que ha superado crecidamente los plazos de prescripción”.

Además, rechaza que los hechos de los que se le acusa pudieran “constituir un delito de lesa humanidad, dado el tenor aislado de la acción imputada -torturas a un detenido- sin conexión aparente con el delito de genocidio” que se investiga en Argentina.

En el auto, los magistrados Alfonso Guevara, Guillermo Ruiz Polanco y María Ángeles Barreiro argumentan también la falta de conexión entre el reclamado y “cualesquiera otras personas involucradas en acciones análogamente reprobables, tanto por su naturaleza como por las fechas de ejecución”.

Añaden asimismo “la denegación en razón de la nacionalidad del reclamado, carente de vínculo alguno con Argentina”.

La juez argentina María Servini pidió la entrega de Muñecas por las acusaciones en su contra de torturar, en agosto de 1968, a Andoni Arrizabalaga durante el tiempo en el que estuvo arrestado en un cuartel de la Guardia Civil en el País Vasco (norte de España).

En la vista judicial, el fiscal Pedro Martínez Torrijos se opuso a que se le extradite porque considera que los hechos están prescritos, pero consideró que la jurisdicción española sería competente para juzgarle.

Planteó que las acusaciones en esta causa propongan al estado argentino la interposición de una denuncia para que Muñecas sea juzgado por la jurisdicción española, en cuyo caso consideró que el expediente se debería enviar al juzgado que correspondería por el lugar de los hechos.

Ello posibilitaría, según el fiscal, que las víctimas tuvieran un proceso en España y fueran oídas ante un tribunal español por unos hechos cometidos en la dictadura, con lo que se podría “satisfacer los deseos de justicia que les ha llevado a presentar la querella en el Estado argentino”.

Muñecas, al que se le retiran las medidas cautelares que pesaban sobre él a raíz de la reclamación de Argentina -retirada del pasaporte, prohibición de salir de España y comparecencias semanales en el juzgado-, fue condenado a cinco años de cárcel por rebelión militar y expulsado de la Guardia Civil por su participación en el fracasado golpe de Estado del 23 de febrero de 1981.

La Audiencia Nacional tiene aún pendiente decidir sobre la extradición reclamada también por Argentina del exinspector de Policía Juan Antonio González Pacheco, conocido como Billy el Niño, por trece delitos de torturas, aunque es previsible que el tribunal rechace también su entrega, a la que, igual que en el caso del capitán Muñecas, se opuso la Fiscalía.

La extradición de Muñecas y de Billy el Niño la pidió la juez Servini tras admitir una querella por homicidio agravado, privación ilegal de la libertad, torturas y sustracción de menores (lo que aludiría a la trama de los bebés robados) durante la época franquista.

La jueza argentina admitió en 2010 una querella presentada por españoles víctimas de crímenes durante el franquismo, amparados en el principio de justicia universal, y desde entonces reúne en esta causa numerosas denuncias presentadas tanto en Argentina como en distintos consulados del país suramericano en España.