Tráfico | T 35° H 89%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Tropas ucranianas cercan Slaviansk y descartan un asalto a la ciudad

WUNI News
04/25/2014 3:22 AM
Actualizada: 04/25/2014 3:31 PM

Moscú, 25 abr (EFE).- Ucrania descartó hoy un asalto a Slaviansk, en el sureste del país, y cercó con sus tropas y blindados la rebelde ciudad controlada por milicianos prorrusos para evitar que los paramilitares puedan recibir refuerzos y pertrechos.

“Destacamentos de las fuerzas especiales ucranianas han empezado la segunda fase (de la “operación antiterrorista”) que consiste en cercar totalmente la ciudad de Slaviansk y no permitir que lleguen refuerzos” a los milicianos, dijo en Kiev el jefe de la Administración presidencial de Ucrania, Serguéi Pashinski.

Tras una primera fase de la operación, que se saldó ayer con cinco milicianos muertos y en la que tropas ucranianas rodearon la ciudad y destruyeron tres puestos de control levantados por los prorrusos, el Gobierno de Kiev parece apostar por un bloqueo que desgaste el apoyo popular a los paramilitares.

Dos semanas después de que hombres armados con Kalashnikov se hicieran con el control de esa ciudad de 120.000 habitantes, los vecinos ya padecen algunas dificultades en su vida diaria como la falta de dinero en los cajeros automáticos, como han constatado numerosos periodistas que informan desde la localidad.

El bloqueo absoluto de Slaviansk podría llevar a su desabastecimiento parcial y hacer mella en el apoyo de la población a los milicianos.

El jefe al mando de la “operación antiterrorista”, el general Vasili Krútov, lamentó hoy ese apoyo popular a los milicianos tachados de “terroristas” en Kiev.

“Hoy en Slaviansk no hay fuerzas operativas ni medios (para apoyar la operación) ni por parte de las fuerzas del orden ni por parte de la población”, se quejó el general ucraniano, que precisó que sus hombres se enfrentan a un “fenómeno extraordinario” con el que hasta ahora no se había encontrado ningún servicio secreto del mundo.

Agregó que la responsabilidad por los acontecimientos en el país recae sobre todos y cada uno de los ciudadanos ucranianos y pidió a la población local que coopere con las fuerzas de seguridad.

“Somos vuestros defensores. Estos chicos (soldados y policías) se ven obligados a estar allí y protegeros”, se dirigió Krútov a los vecinos de Slaviansk.

Al mismo tiempo, descartó un asalto a la rebelde ciudad, a 120 kilómetros de Donetsk, para evitar víctimas entre su población.

“No queremos víctimas, ni asaltar la ciudad. Somos conscientes de que podría haber muchas víctimas”, dijo.

Con Slaviansk rodeada por el Ejercito ucraniano, la tensión se trasladó hoy a la vecina Kramatorsk, a unos 15 kilómetros al sur, donde los prorrusos hicieron explotar un helicóptero militar en el aeródromo de esa ciudad.

“En Kramatorsk, un francotirador disparó contra un helicóptero en tierra. El tiro impactó en el depósito de combustible y se produjo una explosión”, dijo Krútov, que agregó que el comandante de la nave resultó herido, pero logró abandonar el aparato.

Según la versión del Ministerio de Defensa ucraniano, el helicóptero Mi-8 fue alcanzado por un proyectil de lanzagranadas anticarro.

Mientras, las autoridades ucranianas advirtieron a Rusia de que cualquier cruce de la frontera que comparten los dos países será entendido por Kiev como una invasión militar.

“En caso de que se cruce la frontera en territorio de Donetsk (escenario de la sublevación prorrusa) o cualquier otra región lo calificaremos de invasión militar y destruiremos a los agresores. No aceptamos declaraciones sobre cualesquiera misiones humanitarias”, subrayó Pashinski.

Rusia anunció la víspera el inicio de maniobras militares en la frontera con Ucrania y advirtió de que “la maquinaria militar” que ha desplegado Kiev en Slaviansk debe ser parada para evitar “una gran cantidad de muertos y heridos”.

El secretario del Consejo Nacional de Seguridad y Defensa de Ucrania, Andréi Parubi, no descartó una invasión rusa y aseguró que el objetivo de Rusia es provocar una guerra civil en el país.

“El país se encuentra en estado de guerra”, dijo Parubi a los periodistas tras visitar a los integrantes del primer batallón de la Guardia Nacional de Ucrania, emplazado en la ciudad de Pavlograd, en la región de Dnepropetrovsk.