Tráfico | T 91° H 47%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Un borracho desata una alerta de secuestro en un vuelo entre Australia y Bali

WUNI News
04/25/2014 5:49 AM
Actualizada: 04/25/2014 8:01 AM

Bangkok, 25 abr (EFE).- Un pasajero borracho desató hoy una alerta de secuestro en un vuelo comercial de la aerolínea Virgin Blue entre Brisbane, en el norte de Australia, y la isla de Bali, el destino más turístico de Indonesia, según fuentes oficiales.

El incidente acabó sin consecuencias graves, con los pasajeros evacuados sanos y salvo en el aeropuerto de Denspasar, la capital de Bali, y el pasajero detenido por la Policía.

El responsable de Virgin Australia en el aeropuerto de Denpasar, Heru Sudjatmiko, confirmó que el incidente empezó cuando un pasajero del vuelo VA41, ebrio y alterado, se volvió agresivo, según la cadena australiana ABC.

El individuo intentó entrar en la cabina del piloto y la tripulación tuvo que detenerlo y esposarlo.

El piloto del avión, un Boeing 737.800, comunicó a la torre de control del aeropuerto la incidencia y se desató la alarma.

El director general de Aviación Civil de Indonesia, Harry Bhakti S Gumay, explicó entonces que la torre de control del aeropuerto de Denpasar había recibido un aviso de secuestro a las 13.05 hora local (05.05 GMT), una hora antes de que el aparato aterrizara en ese aeródromo.

“Un avión de Virgin proveniente de Brisbane ha sido secuestrado. El avión está detenido en una pista de aterrizaje de Bali”, informó, por su parte, la cadena privada de televisión indonesia Metro TV, y la noticia recorrió el mundo.

Suhardi Alius, de la Policía indonesia, explicó que todavía no habían logrado entrar en el avión y que desconocían en qué condiciones se encontraban las personas en el interior del aparato.

Según otras fuentes, las autoridades estaban intentado comunicarse con el o los secuestradores, porque en ese momento todavía no estaba claro si se trataba de un individuo solo o un grupo.

Al final, en menos de una hora desde que saltó la alerta, el supuesto secuestro quedó aclarado y los pasajeros llegaron a su destino sanos y salvos.

Un portavoz de la Fuerza Aérea de Indonesia confirmó que los pasajeros habían desembarcado sin problemas y otro de la Policía Nacional señaló que el “culpable está siendo interrogado”.

Para el responsable de Virgin Australia en el aeropuerto de Denpasar, todo fue un “fallo claro de comunicación” entre el piloto del VA41 y la torre de control.