Tráfico | T 70° H 83% | Powered by Yahoo! Weather

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Puertorriqueños cuidan medioambiente participando en actividades recreativas

WUNI News
04/26/2014 3:50 PM
Actualizada: 04/26/2014 5:48 PM

San Juan, 26 abr (EFEUSA).- Cientos de puertorriqueños participaron hoy en todo tipo de actividades de protección medioambiental, desde la evaluación de la calidad de sus aguas, hasta la limpieza de playas para ayudar al desove de las tortugas marinas, pasando por la recogida y plantado de árboles nativos.

Así, cientos de voluntarios ayudaron a realizar hoy mediciones sobre la calidad del agua de playas, lagos y ríos de Puerto Rico y participar así de una actividad con la que se pretende concienciar a la ciudadanía de la importancia de proteger estos ecosistemas tan valiosos para la isla.

El Día de Monitoreo de Calidad de Agua de Puerto Rico, que lleva cinco años celebrándose, es una iniciativa coordinada por el Programa del Estuario de la Bahía de San Juan (PEBSJ), que se encargó de organizar la visita de los voluntarios a cerca de 150 puntos de medición repartidos por toda la isla.

“El objetivo es volver a conectar a los ciudadanos con sus cuerpos de agua”, explicó esta organización, convencida de que con iniciativas como esta “el ciudadano tiene la oportunidad de hacer ciencia de una manera sencilla, produciendo una información que le ayuda a crear conciencia sobre la necesidad de conservar las aguas del país”.

En la actividad participaron tres embarcaciones de la Unidad Marítima de Piñones del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA), que llevaron a los voluntarios hasta el centro de la Bahía de San Juan para llevar a cabo un monitoreo especial.

Entre los participantes de esa salida se encontraban el director ejecutivo del PEBSJ, Javier Laureano, y la presidenta de la Junta de Calidad Ambiental (JCA), Laura Vélez, entre otros.

El PEBSJ, con el auspicio de la JCA y otras organizaciones públicas, privadas y sin fines de lucro, pretende llamar la atención sobre la importancia de conservar las aguas de Puerto Rico y, en este caso, la Bahía de San Juan.

Además de su alto valor ecológico, por esta bahía entra más del 85 % de los alimentos que consumen los puertorriqueños y por aquí tiene lugar gran parte del intercambio comercial de Puerto Rico.

Tras la actividad Laureano explicó que “conservar las aguas del Estuario de la Bahía de San Juan es crucial para todo Puerto Rico”, por lo que agradeció el apoyo de los cientos de voluntarios que hoy “se convirtieron en ciudadanos científicos y nos ayudaron a llevar el mensaje de conservar las aguas de nuestra isla”.

En ese sentido, Gladys Rivera, coordinadora del evento de hoy, aseguró que “es maravilloso ver cómo un ama de casa, un contable, un abogado, cualquier persona, puede por unas horas ser un ciudadano científico y transmitir ese conocimiento a otros”.

El 80 % de los materiales importados a la isla llegan por medio de la Bahía de San Juan, que también recibe cerca de 700 enormes barcos cruceros al año. Además, el aeropuerto internacional de Puerto Rico está ubicado en los márgenes de una de las lagunas estuarinas, conocida como la Torrecilla.

Igual que esta iniciativa, durante la jornada de hoy tuvieron lugar multitud de actos de protección medioambiental en Puerto Rico, desde la plantación de miles de árboles en una zona quemada del interior de la isla, hasta una recogida de equipos electrónicos por diversas localidades organizada por la Autoridad de Desperdicios Sólidos (ADS).

El proyecto Tinglares de Dorado de la organización sin fines de lucro Chelonia, Investigación y Conservación de Tortugas Marinas y el Distrito Majagua de los Niños Escuchas de Puerto Rico organizaron primera limpieza de la playa Único, en Dorado, cerca de San Juan.

Los participantes prepararon el área de playa donde anidan las tortugas, ya que por esta época empieza la temporada pico del desove.

Sin embargo, una de las más multitudinarias fue la Feria Para la Naturaleza organizada por el Fideicomiso de Conservación de Puerto Rico para sumar apoyos en la meta de aumentar el porcentaje de terrenos protegidos en Puerto Rico, desde el 8 % hasta el 33 % para el año 2033.

Durante la mañana de hoy, miles de personas acudieron a la feria, de ambiente familiar y muy dirigida a los niños, y muchas de ellas se fueron a casa con alguno de los 4.500 árboles nativos de 18 especies diferentes que se repartieron de manera gratuita a los visitantes.

En la feria hubo exhibiciones y estaciones informativas sobre todos los programas que hay disponibles en cada uno de los centros de visitantes y áreas naturales que supervisa el Fideicomiso de Conservación de Puerto Rico.