Tráfico | T 70° H 94% | Powered by Yahoo! Weather

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Berlín evita comentar por “absurdas” las palabras de Berlusconi sobre el Holocausto

WUNI News
04/28/2014 9:10 AM

Berlín, 28 abr (EFE).- El Gobierno alemán evitó hoy enfrentarse con el ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi, que en un reciente acto electoral acusó a los alemanes de no reconocer los campos de concentración, y rechazó comentar declaraciones “absurdas”.

En rueda de prensa en Berlín, el portavoz de la Cancillería, Steffen Seibert, descartó también hablar sobre los carteles electorales de Forza Italia, el partido de Berlusconi, ante los próximos comicios europeos, con el lema “Más Italia, menos Alemania”.

“No comentamos los carteles electorales de otros países. Alemania trabaja con Italia por una relación estrecha y lo más amistosa posible y así seguirá siendo”, señaló Seibert.

Recordó no obstante que Volker Kauder, el jefe del grupo parlamentario de la Unión Cristianodemócrata (CDU) de Angela Merkel, ya había criticado con dureza las palabras del exmandatario italiano.

“Hay que ponerle en su lugar”, manifestó hoy Kauder entrevistado en la segunda cadena de la televisión pública ZDF.

El líder parlamentario avanzó su intención de abordar la cuestión con el resto de formaciones del Partido Popular Europeo (PPE), del que forma parte tanto la CDU como Forza Italia.

El candidato del PPE en las elecciones europeas del próximo mayo, el luxemburgués Jean Claude Juncker, se mostró hoy indignado con las declaraciones de Berlusconi y le respondió que el holocausto “no es cosa de risa”.

“Las recientes declaraciones de Berlusconi me ponen enfermo. Hay ciertas cosas sobre las que no se puede bromear. Para cualquiera que tenga en mente la historia europea, esto es especialmente cierto en el caso del terror vivido durante el holocausto, que costó la vida a millones de inocentes. Berlusconi, el holocausto no es cosa de risa”, dijo en un comunicado.

El político luxemburgués calificó además de “inaceptables”, los ataques de Berlusconi a Alemania, y subrayó que “durante la crisis, Alemania, como otros muchos Estados miembros, han dado muestras de una solidaridad sin precedentes con los países europeos en dificultades”.

Juncker hizo hincapié asimismo en que lo que se debe hacer tras la crisis es reunificar Europa, y “no crear más división”.

“Tenemos que curar las heridas causadas (por la crisis), no poner sal en ellas, como está haciendo Berlusconi”, indicó.

En ese contexto, señaló que “nadie tiene derecho a insultar a los amigos y socios dentro de la UE”.

“Pido a Berlusconi que retire sus declaraciones con carácter inmediato y que pida perdón a los supervivientes del holocausto y a los ciudadanos de Alemania. No hay lugar en la política europea para las declaraciones que dividan y traicionen los valores en los que se basa la Unión”, concluyó.

El ex primer ministro italiano dijo el pasado fin de semana en una rueda de prensa que para los alemanes, los campos de concentración nunca existieron.

El ex primer ministro italiano es reincidente en sus bromas desafortunadas sobre la Segunda Guerra Mundial

En 2003, Berlusconi dijo en la Eurocámara al entonces eurodiputado socialista alemán Martin Schulz: “Conozco un productor de películas en Italia que está haciendo una película sobre los campos de concentración nazis. Le recomendaré a usted como perfecto supervisor de campo de extermino. Da el pego perfectamente”.

Aunque más tarde Berlusconi intentó quitar hierro al asunto, los insultos a Schulz provocaron un fugaz conflicto diplomático entre Roma y Berlín.

El político socialista alemán es el candidato a la presidencia de la Comisión Europea por el Partido Socialista Europeo (PES) y el principal adversario político por tanto de Jean Claude Juncker (PPE) en estos comicios.

Los europeos están llamados a votar entre el 22 y 25 de mayo próximos para elegir a los 751 diputados que compondrán la Eurocámara durante la próxima legislatura.

Los primeros en votar serán Reino Unido, Irlanda y Holanda (22 de mayo), seguidos de Estonia (día 24), y el resto de países, entre ellos España, lo harán el domingo 25.

Por primera vez, los partidos políticos europeos han nombrado de entrada a su favorito para presidir el Ejecutivo comunitario si ganan las elecciones.